Arquitectura barroca en México

Los centros de mayor desarrollo del barroco en México, fueron: México DF y Puebla. La arquitectura fue la disciplina que mayor importancia cobró con respecto a otras artes. A diferencia del barroco europeo que se desarrolló entre 1600 y 1750, el barroco mexicano rompe con esta delimitación y se sitúa entre el siglo XVII y principios del siglo XIX.

En la arquitectura barroca mexicana se multiplican y realzan las formas de los arcos, los frontones son abundantes y las molduras se realzan. La columna es exuberantemente ornamentada y se decoran todos los entrepaños. Las líneas se rompen hasta el infinito, y la talla y la escultura se convierten en elementos decorativos.

La Catedral Metropolitana de la ciudad de México es la construcción arquitectónica más importante del barroco mexicano.

La Catedral de Puebla, cuya construcción comenzó en 1575, según el proyecto de Francisco Becerra. Modificada medio siglo después por Gómez de Trasmonte.

La Catedral de Guadalajara es similar a la Catedral de Granda de Diego Siloe.

Las catedrales de Mérida, construida entre 1563 y 1598 por Juan Miguel de Agüero

Catedral de nuestra Señora de la Asunción en Oaxaca. La construcción comenzó en 1535. A causa de  los terremotos en los siglos 16 y 18, tuvo que ser reconstruida varias veces, terminando en 1733.

Pertenecen a la arquitectura barroca, la Catedral de Pátzcuarola,  Catedral de San Cristóbal de las Casas, y diez parroquias fundadas en el siglo XVII en la Ciudad de México: el sagrario, Santa Catarina, Santa Veracruz, Santiago Tlatelolco, Santa María la Redonda y San Francisco.

Catedral de Pátzcuaro

Catedral de Pátzcuarola