Arquitectura del sur de España

El sur de España, con su arquitectura mezcla de arquitectura morisca y cristiana posee una variedad de estilos arquitectónicos en magníficos edificios del período medieval temprano hasta el Renacimiento tardío y el barroco. Las dos principales formas de arquitectura andaluza con influencias moriscas son la mudejar y mozárabe. Los edificios mudéjar se refieren al trabajo llevado adelante por los artesanos moros que trabajaban bajo directivas cristianas. Los cristianos tomaron Sevilla en el siglo XIII por lo cual este estilo se puede encontrar en los edificos medievales  de Sevilla y el valle del Guadalquivir y todavía siguió siendo popular en el siglo XVI.

pabellon-mudejar-sevilla

Pabellón mudéjar de Sevilla

El trabajo mudéjar a menudo puede identificarse por el uso de ladrillo y cielos rasos de madera bastante decorados. El arte mozárabe o arquitectura mozárabe por otro lado, es trabajo realizado por cristianos viviendo bajo las órdenes de los moros y es un trabajo más ornamentado y muy decorado. El período post reconquista, es identificado por las grandes catedrales góticas como la de Sevilla y Granada que se erigen en lugares donde antes había mezquitas y a menudo incorporan partes de mezquita en la estructura.
El reino de España fue inmensamente rico después del descubrimiento del Nuevo Mundo, y los edificios erigidos a principios del siglo XVI y XVII fueron diseñados bajo el estilo renacentista conocido como plateresco.

sevilla-catedral_1
La mezquita de Córdoba que está cerca de la Alhambra, es el edificio morisco más fino de España, que data del período califa. Este edificio magnífico se fue ampliando entre el 740 y el 1000. La mezquita aúna todas las influencias que representan a Andalucía: el uso de los pilares romanos, los arcos dobles visigodos, la decoracion mudéjar y un coro plateresco.

mezquita-cordoba

Mezquita de Córdoba

El sur de España es también rico en arquitectura militar. Hay grandes murallas en Almería, Granada, Carmona y Castellar de la Frontera y gran cantidad de castillos moriscos, cristianos o mezclas de los dos estilos. El Alcázar de Córdoba, las paredes de la Alhambra, y los castillos en Carmona y Tabernas son algunas de las mejores edificaciones.