Arte irlandés

Ad Blocker Detectado

Detectamos que tu navegador utiliza un bloqueador de publicidad. Para poder leer el contenido del blog porfavor deshabilita el bloqueador de publicidad. Muchas Gracias

El arte irlandés (3300 a.C.) ha sido evidente en Irlanda desde la prehistoria hasta la era moderna. Aunque muchos pueden pensar solamente en el arte de los celtas irlandeses como el arte irlandés, gran parte de las creaciones dentro del revuelo de los últimos siglos en esa nación ha hecho que sus esfuerzos artísticos más recientes también sean definitivos.

Orígenes del arte irlandés

Arte irlandés temprano:
La historia de las artes de Irlanda comienza en Newgrange, donde se construyó una tumba megalítica en el condado de Meath alrededor del año 3300 aC, anterior a Stonehenge. Algunos eruditos creen que las intrincadas tallas en espiral del megalito son el primer mapa de la luna. También en Newgrange son petroglifos.
Otra estructura megalítica en Knowth es un ejemplo de la arquitectura funeraria y ceremonial de la Edad de Piedra tardía. Otras estructuras neolíticas incluyen el “túmulo largo”.
Los irlandeses de la Edad de Bronce crearon tumbas de cuña y artefactos de un pueblo conocido como la cultura Beaker. Ellos fueron llamados así debido a la forma de sus vasos de beber. Los irlandeses durante este tiempo se convirtieron en expertos en el trabajo de metales y forjados en oro, cobre y bronce.

Estructura megalítica en Knowth

Período celta

Durante la Edad de Hierro, los celtas llegaron e influyeron en el trabajo del metal de Irlanda, donde las armas y las herramientas se estaban creando ahora con el medio adicional de hierro. Las influencias celtas se centraron principalmente en el estilo celta La Tene, que se caracterizó por sus espirales, patrones de entrelazado y cruces. Esta sería la mayor influencia en el arte irlandés durante siglos.
Debido a que Irlanda nunca fue una provincia de Roma, el arte celta floreció intacto y sobrevivió al período romano y la Edad Media sin ninguna degradación. La habilidad en la metalurgia, el tallado en piedra y el tallado en madera se practicaba con diligencia y artesanía. Los metalúrgicos irlandeses crearon elementos religiosos ejemplares para iglesias y monasterios cristianos, así como arte secular para clientes privados.

Arte cristiano

San Patricio llegó a Irlanda en parte debido a su ubicación remota. El resto de Europa estaba bajo el asedio de los bárbaros y la Edad Media estaba impidiendo la expansión del cristianismo. Los líderes de la Iglesia sintieron que Irlanda podría ser un refugio seguro desde el cual estimular el resurgimiento de la conversión. Irlanda se cristianizó y surgieron muchos monasterios, y junto con ellos, manuscritos iluminados de mayor calidad.
Los manuscritos iluminados eran textos religiosos altamente decorados, es decir, arte bíblico, que se hacían profusamente en dorados, azules y morados, y otros pigmentos de lujo del día, incluidos los hechos de oro y plata. La iluminación más famosa de Irlanda es El Libro de Kells.

Los monasterios también crearon esculturas en forma de cruces altas celtas, que se encuentran entre los monumentos y esculturas más frecuentes en Irlanda, y también las más numerosas en la época de cualquier tipo desde el Imperio Romano. Hubo dos tipos principales de cruces altos. Uno de ellos presentaba entrelazado abstracto, entrelazado de animales de La Tene y patrones de clave y traste. El segundo tipo presentaba escenas bíblicas.

Arte irlandés después del siglo XVIII

Debido al creciente conflicto entre las naciones de lo que se convertiría en las Islas Británicas, Irlanda era demasiado pobre y estaba demasiado agitada para producir cualquier gran arte entre 1200 y 1650.
El arte en Irlanda revivió en torno a la época de la fundación de la Royal Dublin Society y la Royal Irish Academy, instituciones que fomentaban los logros culturales. Los artistas comenzaron a pintar paisajes y retratos finos.
Comenzando alrededor de 1830, los artistas más grandes de Irlanda, en su mayoría pintores, optaron por emigrar, ya sea por razones profesionales o debido a la tensión de la Gran Hambruna. Los retratistas se reunieron principalmente en Londres, mientras que muchos pintores de paisaje convergieron en Francia.
Debido a que el mecenazgo no podía sustentar a los artistas de Irlanda, incluso aquellos que permanecieron no pudieron crear grandes cuerpos de trabajo, por lo que este período fue en su mayoría privado de arte irlandés creado en su propia tierra.

El arte irlandés indígena se acerca a la era moderna

Cuando Irlanda comenzó a recuperarse, el mecenazgo y la educación artística de Dublín aumentaron. El movimiento de Revival de las Artes Celtas estaba comenzando y bajo todas las condiciones mencionadas surgió un nuevo grupo de talentos y formó un grupo activo de artistas locales. Detrás de ellos, una generación más joven de artistas que tenían los ojos puestos en la escena artística internacional aportó técnicas, temas y filosofías de vanguardia a la cultura artística irlandesa, formando la Society of Dublin Painters.

Lo más destacado del arte irlandés

Debido a que tantos artistas irlandeses emigraron durante los años antes, durante y después de la hambruna de la papa, hay muy pocas imágenes que registran esa tragedia. Existen algunas excepciones, una de ellas es “La familia campesina irlandesa que descubre la ruina de su tienda”. El artista, James Mahony, fue contratado por The London News Agency para viajar a West Cork, donde existían las condiciones más duras.
Gran parte del arte del avivamiento celta nos llevaría a pensar que las joyas celtas habrían sido voluminosas y masculinas, pero es todo lo contrario con respecto al estilo La Tene, que prefería el diseño curvilíneo y curvas y espirales delicadas.

Ejemplos de arte irlandés

Libro de Kells
Sitio de Newgrange
Altas cruces
Tara Brooch
En Connemara – Paul Henry
El papamoscas – William Orpen
Muerte de Nelson – Daniel Maclise
Evangelios de Lindisfarne

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.