Azulejos

'
'

Presentes tanto en antiguas mezquitas de Oriente como en las casas más modernas, los azulejos son las piezas de cerámica con una cara esmaltada al frente que se emplean para revestir las paredes exteriores e interiores de las construcciones.

Más allá del aspecto meramente decorativo, del que pueden apreciarse ejemplos en las estaciones más antiguas del subte porteño, la funcionalidad del azulejo es la de impermeabilizar las superficies contribuyendo a su conservación. Además, es ampliamente utilizado por su bajo costo y durabilidad.

De los diversos tipos de producción de azulejos existentes se destacan el azulejo mudéjar, alicatado, cuerda seca, arista, mayólica y semi-industrial.

azulejosEste tipo de cerámica tiene su origen en Oriente, donde servía no sólo para recubrir las paredes, sino también los pisos. Fueron los árabes quienes alrededor del siglo XII llevaron esta tradición a Europa, de hecho la palabra azulejo significa “piedra pulida” en árabe.
Efectivamente, sus clásicos diseños geométricos y coloridos aun hoy continúan siendo valorizados. Luego, principalmente en España y Portugal se adoptó la representación se paisajes sobre los azulejos y se los transformó así en una verdadera arte decorativa. Posteriormente, españoles y portugueses fueron los encargados de introducirlos en América.

Actualmente, el carácter decorativo del azulejo ha caído un poco en desuso, aunque continúa siendo empleado para cubrir especialmente baños y cocinas en casas de todo el mundo.