Cal hidráulica

La cal hidráulica es una variedad de cal apagada para producir morteros. Dependiendo de la composición química de las calizas se obtiene determinado producto. Por lo tanto, con las calizas arcillosas se obtiene el cemento portland. Por su parte con las piedras calizas, casi puras se elabora la cal viva y resultan cales hidráulicas intermedias entre, cales y cementos, al trabajar con calizas arcillosas con 10 a 20% de arcillas.

Las ventajas en cuanto a mezclas preparadas con cal hidráulica, a aquellas que se preparan con cales comunes son significativas, y entre ellas se pueden mencionar las siguientes:

Se pueden utilizar tranquilamente después del apagado. Para la cal viva deben pasar 30 días después del apagado, y en el caso de la cal hidráulica solo deben pasar entre 3 y 5 días. La humedad no les afecta para nada, lo cual las hace muy útiles en la construcción de bases y cimientos.

Existe gran variedad de cales hidráulicas, diferenciándose las pobremente hidráulicas alas fuertemente hidráulicas en el índice de hidraulicidad, lo cual depende del valor numérico en relación del porcentaje de arcillas en la materia prima.

Ideal para levantar muros y hacer soleras y suelos rústicos.

Cales hidráulicas formuladas (FL): contienen cal hidráulica natural o  cal aérea, con material puzolánico o hidráulico.

Cales hidráulicas artificiales (HL): Contienen cenizas, polvo de roca volcánica, residuos siderúrgicos, entre otros.

Cal hidráulica natural (NHL): son el resultado de la roca caliza sin ningún aditivo adicional.

 

Deja un comentario