Canal de Suez

'
'

Durante siglos, las distintas potencias comerciales europeas emprendieron proyectos para la apertura de un canal que uniera el Mar Rojo con el Mar Mediterráneo y de esta manera evitar que los barcos tuvieran que rodear todo el continente africano para poder pasar de Europa a Asia.

canal-de-suezLas primeras obras istmo de Suez datan del año 1874 a.C. durante el reinado del faraón Sesostris III, se continúan a lo largo de los siglos siguientes, pero nunca son concluidas. Hasta que en 1847, Louis-Maurice Linant de Bellefonds, ingeniero francés al servicio de Egipto, elabora un estudio técnico para analizar la perforación del istmo y el 25 de abril de 1859 Ferdinand de Lesseps, cónsul general en El Cairo, luego de innumerables gestiones y habiendo vencido las presiones de Inglaterra, da el primer golpe de pico que da comienzo a las obras. El Canal se inauguró el 17 de noviembre de 1869.

El Canal de Suez es un canal fluvial artificial que corre de norte a sur a través del istmo de Suez en Egipto y conecta el Mar Mediterráneo y el Mar Rojo. El canal separa el continente africano de Asia, y provee la ruta marítima más corta entre Europa y los países del Océano Pacífico Occidental. Es una de las vías de embarque más usadas en el mundo y la mayor obra de ingeniería del siglo XIX. Además, los peajes que pagan los barcos representan una importante fuente de ingresos para el gobierno egipcio.

Una línea de ferrocarril y un canal de agua dulce corren de forma paralela a la orilla oeste del canal, el cual se extiende entre el puerto de Port Said puerto y el golfo de Suez y a través de 193 kilómetros. Actualmente se permite la circulación de barcos cargados con 240.000 toneladas como máximo y de hasta 20 metros de calado.

Las orillas del Canal están protegidas contra las olas generadas por el tránsito de barcos por un revestimiento de piedras duras y chapas de acero. A ambos lados del Canal, hay anillos de amarre cada 125 m para atracar los buques en caso de emergencia. El canal está rodeado por la luz y el reflejo de boyas que ayudan a la navegación del tráfico nocturno. La mayor parte del canal se limita a un solo carril de circulación, pero hay zonas, cuya longitud total alcanza los  80.5 km, en las que se permite el tránsito de buques en ambos sentidos.

Algunas de las ventajas del Canal de Suez son: es el más largo del mundo y sin bloqueos; los accidentes son casi nulo en comparación con otros cursos de agua; se puede navegar de día y noche; es susceptible de ser ampliado y profundizado, cuando es necesario, para hacer frente a la evolución en el tamaño de los barcos y de los tonelajes; con la adopción del Sistema de Gestión de Tráfico Marítimo, en función de la red de radares, los buques pueden ser monitoreados en cada punto del Canal; se adapta a los grandes petroleros.

A principios de 2013 circuló la versión de una futura inversión española en la zona -a través de la firma de un contrato entre autoridades egipcias y el Consorcio Paymacotas-Getinsa-, que involucra la construcción de túneles para transporte ferroviario y automotriz. El aporte inicial del Estado español es de 1.000.000 de euros.