Cargas verticales

La limitación al giro de cada uno de los extremos de las vigas, siguiendo la continuidad con las columnas, ocasiona rigidez en el sistema en el caso de las cargas verticales.

Las cargas llegan a través de fuerzas axiales en las columnas, lo cual puede cambiar cuando se presentan asimetrías geométricas importantes de la estructura, o en la distribución de las cargas verticales, diferenciándose totalmente en lo sucedido con las cargas horizontales, las cuales se resisten primordialmente por flexión en las columnas y vigas.

Por dicha razón es fundamental  tener en cuenta el control de las deformaciones al realizar el diseño de la estructura, implementando marcos que sean capaces de resistir cargas laterales y más aún al realizar marcos de varios niveles.

Las estructuras elaboradas de acero y concreto facilitan la continuidad del nodo, lo contrario sucede en aquellas estructuras de concreto  prefabricadas. En el caso de la madera los procedimientos necesarios de conexión son mucho más complejos.

Hoy en día, el marco es el sistema estructural más utilizado, especialmente en los edificios donde sirven como soporte vertical de gran resistencia. Es un sistema muy eficiente y  el cual afecta muy poco en el funcionamiento de la construcción, logrando tranquilidad al usar el espacio encerado.

 

Deja un comentario