Catedral de Notre Dame de Tournai

La Catedral de Notre Dame de Tournai es una joya de la arquitectura medieval, declarada Patrimonio de la UNESCO. Posee unas dimeniones impresionantes, nada menos que 34 metros de longitud por 66 metros de largo. El diseño presenta una delicada armonía entre el estilo románico y gótico, por su audaz arquitectura lo convierten en un referente entre los monumentos religiosos de Occidente.

Notre Dame de Tournai

Notre Dame de Tournai

Esta inmensa nave gris de cinco torres que domina la ciudad sufrió lamentablemente los estragos del tiempo. Desde 2006, un extenso proyecto de restauración está en el trabajo: la estabilización del coro gótico, el reemplazo de techos, limpieza de paredes de piedra, la restauración de las vidrieras.  Por ahora el crucero y el coro gótico son inaccesibles, y fuera, andamios ocultar las torres del edificio.

Historia de la Catedral de Tournai
Había una iglesia aquí ya en el año 761, y se cree que había un templo pagano antes de eso. La iglesia del siglo octavo fue sustituida por otra en 850, que los invasores vikingos incendiaron en 881.
Fue reconstruida por 1089 y se convirtió en un refugio para una población de apestados. De 1141 a 1171, se construyó una catedral románica porque Tournai se había convertido en Obispado. Aunque se le agregaron cosas se mantiene en la actualidad en su mayoría la catedral románica del siglo XII.
En el siglo 13, un obispo de Tournai supervisó un lavado de cara estilístico de Notre Dame de Tournai para mantenerse al día con la arquitectura gótica que se expandía por toda Europa. Ordenó vidrieras y el coro románico había sido sustituido por una gótico. Las reformas siguieron el modelo de las catedrales de Amiens, Colonia y Soissons.
La nave larga y baja, románica nunca consiguió llegar a la estética gótica, pero sorprendentemente, el resultado no es la falta de armonía sino una conunción bien consistente de los dos estilos.
En agosto de 1999, la ciudad y la catedral de Tournai sufrieron daños por un tornado importante. El daño a la catedral de Tournai reveló problemas estructurales subyacentes, y se han  realizado importantes trabajos de manuntenión por dentro y por fuera desde entonces.

Pinturas de Rubens y Jordaens adornan el interior, junto con murales de 700 años de edad,  un púlpito renacentista, y un “rosetón” de vitrales.
El Tesoro alberga una vasta colección de reliquias religiosas de incalculable valor y antigüedades.
La pieza central de La Chasse de Notre-Dame (El Santuario de la Virgen), un relicario con una hermosa cubierta de oro esculpido creado por Nicolás de Verdún en 1205; este objeto ocupa el lugar de honor en la procesión de Tournai. Las reliquias originales no se ven en el interior. Probablemente fueron destruidas durante la iconoclasia de 1566, cuando los calvinistas destruyeron iglesias.
Otros tesoros incluyen tapices del siglo 15 (uno de 72 pies de largo!) una cruz bizantina del siglo 10 con joyas incrustadas, y una estatua de marfil de la Virgen del siglo 14.

 

Deja un comentario