Catedral de Toledo

La Catedral de Toledo consta de 5 naves sin transepto marcado al exterior. Destacan dobles trifolios. Conserva obras de El Greco, Goya, Rubens, Ticiano entre otros.
La Catedral de Toledo consta de planta de salón con cino naves, un crucero que no sobresale en planta, girola, capillas laterales y claustro. La Catedral de Toledo tiene 120 metros de largo por 60 metros de ancho. Un total de 88 columnas sostiene el cielo raso formado por 72 bóvedas. Las naves son de distinta amplitud y diferente altura.
La Catedral de Toledo cuenta con más de 750 vitrales de los siglos XIV, XV, XVI.

Historia de la Catedral de Toledo

Edificada una antigua mezquita, la Catedral de Toledo es la catedral gótica más importante de España. En el siglo IV, el arzobispo Melancio decidió erigir un templo en honor a la Virgen, justo en el lugar en el cual se creía había ella descendido para imponer la casulla a San Ildefonso. En el año 587 el templo fue consagrado, y cuando la invasión musulma fue convertido en una mezquita.
Toledo se rindió al rey Alfonso VI en el año 1085. El arzobispo Bernard de Sedirac tomó la mezquita por fuerza y decidió poner un altar y una campaña en la torre que servía como alminar. A partir de ese entonces comenzó la transformación en la que hoy conocemos como Catedral de Toledo.
La edificación de la Catedral de Toledo fue promovida por el arzobispo Jiménez de Rada en el año 1227, y su construcción estuvo a cargo de los maestros Martín y Petrus Petri. La construcción duró hasta el 1234 tomando como ejemplo la catedral de Notre Dame y la última fase fue construida en gótico flamígero.

planta-catedral-de-toledo
Junto con la Catedral de León y la Catedral de Burgos, la Catedral de Toledo conforma la trilogía de catedrales pertenecientes al estilo gótico clásico de la Corona de Castilla.

catedral-de-toledo

Fachada de la Catedral de Toledo

La fachada principal de la Catedral de Toledo, consta de una arcada triple construida en el año 1418 por el arquitecto Alvar Martínez. La parte central de la fachada es conocida como “El Perdón”, y en ella se puede observar un parteluz con la imagen de El Salvador con la bola del mundo en una de sus manos. El tímpano, representa la bajada de la Virgen para la imposición de la casulla a San Ildefonso.

catedral-de-toledo-fachada

La puerta de la izquierda de la catedral es conocida con el nombre de El Infierno o también Puerta de la Torre o Puerta de las Palmas y está adornada con motivos florales. La puerta de la derecha es conocida con el nombre de El Juicio y representa imágenes del Juicio Final.

Puertas Monumentales de la Catedral de Toledo

Puerta del Reloj

Es la puerta más antigua de la catedral, datando del siglo XIV y situándose en la fachada norte. Destaca su enorme tímpano dividido en franjas, representando cada una de ellas un episodio de la vida de Jesucristo desde su nacimiento hasta su muerte. El parteluz que divide las dos puertas de entrada está decorado con la imagen de la Virgen y el Niño. En la parte alta se encuentra el famoso reloj que da nombre a la puerta.

Puerta de los Leones

Es la puerta más moderna de la catedral, que data del siglo XV y XVI. Se la conoce con este nombre por una serie de pequeños leones colocados sobre las columnas de las rejas que la custodian. En la puerta se pueden observar diversas figuras de ángeles y querubines acompañando la ascensión de la Virgen María, así como otras representaciones de patriarcas y profetas y la figura de San Agustín en acto de oración.
Otras puertas

Puerta Llana

La Puerta Llana recibe este nombre por ser la única que posibilita la entrada a la catedral a ras del suelo,sin escalones. Es la puerta de acceso de los visitantes que acuden a ver tan majestuoso monumento, y la puerta de salida de la mayoría de procesiones de Semana Santa.

Puerta de Santa Catalina

Es una de las puertas que comunica con la entrada a la Sacristía. En el tímpano se encuentra representada la Anunciación.

Puerta de la Presentación

Es la siguiente puerta que comunica con la entrada a la Sacristía. En el tímpano se encuentra representada la Presentación de Nuestra Señora.

Torre

La torre que corona la catedral, visible desde diversos ángulos de la parte antigua de Toledo, fue obra de Alvar Martínez y tiene una altura aproximada de 90 metros. Llama la atención que sea la única torre del conjunto arquitectónico, ya que en el estilo gótico era habitual la presencia de dos torres. Lo cierto es que la idea inicial era construir dos torres, pero una de ellas solo fue construida en sus primeros inicios, quedando finalmente sin terminar.

A pesar de ser gótica, la torre de la Catedral de Toledo tiene influencias de estilo mudéjar. La parte más alta está formada por tres coronas que se asemejan a una tiara, y en su base se guarda el Tesoro de la Catedral.
Interior de la Catedral
Capillas
Capilla Mayor

La Capilla Mayor es suntuosa y consta de un importante valor arquitectónico en la cual pueden apreciarse numerosas obras escultóricas. Llama la atención el coro de ángeles que remata todo el conjunto.

Los pilares que dan acceso a la Capilla Mayor llaman la atención por la representación de cada uno de ellos. En el pilar de la izquierda la figura de Martín Alhaja, un pastor que conocido por ser uno de los principales informadores durante la batalla de las Navas de Tolosa. En el pilar de la derecha, la figura de Abu Wild, quién aceptó la usurpación de la catedral cuando ésta era musulmana.

Capilla Mozárabe

El Cardenal Cisneros le dio el nombre de “Capilla del Corpus Christi”, en cuyo interior pueden visitarse pinturas referentes a la conquista de Orán. El altar de la Capilla Mozárabe está ricamente ornamentado en mármol y bronce, y adornado con la figura de la Virgen y el Niño, de la cual se dice vino desde Roma, pero durante le trayecto quedó sumergida en el fondo del mar donde estuvo varios años.

Sobre el retablo se distingue un crucifijo tallado en la raíz de hinojo mexicano, traído por el monje dominico Fray Gabriel de San José en el año 1590.
Capilla de los Reyes Nuevos

En esta capilla se encuentran los enterramientos de algunos de los miembros de la dinastía Trastámara, de origen castellano que reinó en Castilla, Aragón, Navarra y Nápoles, destacando los sarcófagos de Enrique II, Enrique III y Juan II.
Capillas del Muro Sur

Aquí se ubican:

Capilla de la Epifanía: presidida por la obra pictórica de “La Adoración de los Reyes Magos”
Capilla de la Concepción
Capilla de San Martín
Capilla de San Eugenio

Capillas de la Girola

Capilla de Santa Lucía, una de las más antiguas de la catedral.
Capilla de los Reyes Viejos, la cual alberga una reliquia del Santo Rostro.
Capilla de Santa Ana
Capilla de San Juan Bautista
Capilla de San Gil
Capilla de San Ildefonso
Capilla de Santiago
Capilla de Santa Leocadia
Capilla del Cristo de la Columna

Capillas del Muro Norte

Capilla de San Pedro
Capilla de La Piedad
Capilla de la pila bautismal
Capilla de Nuestra Señora de la Antigua
Capilla de Doña Teresa de Haro

Vidrieras

Las vidrieras de la Catedral de Toledo son una de las obras de arte más destacadas de la catedral. Las más antiguas se encuentran sobre la Puerta del Reloj. La Guerra Civil Española provocó un importante daño en las vidrieras, sin embargo, diversos trabajos de restauración consiguieron devolverle todo su brillo y color.

Las vidrieras de la Capilla Mayor y las situadas en el brazo norte del crucero representan figuras de apóstoles y santos. Destacan especialmente las vidrieras de reconocidos maestros como Jacobo Dolfin y Luys Coutin, Enrique Alemán, Pedro Bonifacio y Pedro el Francés.
Transparente

El Transparente de la Catedral de Toledo es una obra escultórica de enorme valor que en su día fue considera como la obra más destacada del barroco español, la cual fue llevada a cabo por Narciso Tomé e hijos, entre 1720 y 1732. Fue creada con la intención de iluminar la parte trasera del sagrario del altar principal, recibiendo la luz desde la parte más alta y proyectándola a través del óculo central.

Consta de 3 cuerpos diferentes:

En la parte inferior aparece la escultura de la Virgen de la Buena Leche realizada en mármol de Carrara, flanqueada por relieves del Rey David.
En la parte central aparece rayos de sol rodeados de ágenes y arcángeles en cuya parte alta se ubica una representación de la Última Cena.
En la parte superior están representadas tres figuras alegóricas de la Caridad, la Fe y la Esperanza.

Tesoro

El Tesoro de la Catedral de Toledo alberga las más importante obras de orfebrería de la catedral, destacando de entre todos la Custodia Presidencial, encargada por el Cardenal Cisneros en el año 1515 a Enrique de Arfe, la cual alberga la pequeña custodia heredada de la Reina Isabel la Católica. Se dice que fue elaborada con el primer oro llegado de las Américas.

En otras de las vitrinas se pueden ver otros objetos de importante valor histórico y religioso, como ropa, libros, relicarios o báculos, así como una cruz pectoral, la cual fue donada por el papa Juan XXIII o la biblia regalo de San Luis Rey de Francia.
Sacristía

La Sacristía de la Catedral fue construida a finales del siglo XVI por Vergara el Mozo, en cuya bóveda se puede admirar el fresco de la Descensión de la Virgen para imponer la casulla a San Ildefonso, así como un pequeño autorretrato del creador, Lucas Jordán. Al fondo destaca la obra de “El Expolio de Cristo” ubicada en un retablo de mármol y bronce.

En sí, toda la Sacristía está enmarcada entre diversas obras de los más destacados pintores de la época como Greco, Caravaggio, Tiziano, Van Dick, Tristán y Goya entre otros.
Coro

El coro de la Catedral de Toledo, está ubicado en la parte central cuyas sillerías destacan por su alto valor artístico, siendo obra de Felipe de Borgoña y Alonso Berruguete. La sillería del coro bajo, está adornada con diversas escenas de la conquista de Granada por los Reyes Católicos. El coro alto está representado por diversas figuras y escenas relacionadas con el Antiguo y Nuevo Testamento, así como de la Geneología de Jesucristo.

Deja un comentario