Color y Arquitectura

El color es un elemento integral de nuestro mundo, no sólo en el entorno natural, sino también en el entorno arquitectónico producido por el hombre. El color siempre ha jugado un papel en el proceso evolutivo humano. El medio ambiente y sus colores se perciben, y los procesos cerebrales y los jueces lo que percibe sobre una base objetiva y subjetiva. La influencia psicológica, la comunicación, la información, y los efectos sobre la psique son aspectos de nuestros procesos de juicio perceptual. Por lo tanto, los objetivos de diseño del color en un espacio arquitectónico no deben ser relegados exclusivamente a la decoración.
En las últimas décadas, las observaciones empíricas y estudios científicos han demostrado que con el medio-reacción humana en el entorno arquitectónico es un gran porcentaje basado en la percepción sensorial del color. Estos estudios incluyen disciplinas como la psicología, la psicología de arquitectura, la psicología del color, la neuropsicología, la ergonomía visual, la psicosomática, y así sucesivamente. En definitiva, se confirma que la respuesta humana al color es total; nos influencia psicológica y fisiológicamente.
arquitectura-colorFaber Birren, considerado el padre de la psicología aplicada de color (originador de los colores de la OSHA) fue el primero en consolidar la profesión de consultor del color en 1936, ha dicho: “El estudio del color es esencialmente una ciencia mental y psicológica, porque el término color en sí mismo se refiere a la sensación”.
El color es una percepción sensorial, y como cualquier percepción sensorial, que tiene efectos que son simbólicos, asociativos, sinestésicos y emocionales. Esta lógica evidente por sí mismo se ha demostrado por la investigación científica. Debido a que el cuerpo y la mente son una sola entidad, aspectos neuropsicológicos, efectos psicosomáticos, ergonomía visual y los efectos psicológicos del color son los componentes de la ergonomía de color.
Estas son consideraciones deben ser tenidas en cuenta en el objetivo del diseño ya que exigen proteger la psicología humana y el bienestar fisiológico dentro de su entorno hecho por el hombre. El diseñador tiene la tarea de conocer la forma en la recepción de la estimulación visual, su procesamiento y las respuestas evocadas en conjunción con el sistema hormonal, produce las mejores posibilidades para el bienestar de los seres humanos. Esto es de suma importancia en diversos entornos, como los servicios médicos y psiquiátricos, oficinas, plantas industriales y de producción, centros educativos, residencias de ancianos, centros penitenciarios, y así sucesivamente.

arquitectura-color2

Neurología y diseño del color
Una parte de la investigación neuropsicológica es descubrir cómo el cerebro procesa y reacciona a la información sensorial procedente del mundo exterior y cómo esto afecta a los humanos.
Es importante para el diseño del color es la investigación relativa sobre los dos extremos de la percepción dentro del entorno conocido como la privación sensorial y la sobrecarga sensorial, la monotonía también llamada (o subestimulación) y la sobreestimulación. Involucrado es la formación reticular que siempre trata de mantener un nivel de normalidad, pero puede (y será) un mal funcionamiento. investigaciones sobre el estrés se ha demostrado que los estados de la monotonía o la sobreestimulación sensorial pueden desencadenar una disfunción en el organismo.

arquitectura-color4
La monotonía envía señales ambientales débiles y la sobreestimulación señales confusas. Los estudios han demostrado que las personas sometidas a un entorno de baja estimulación muestran signos de inquietud, irritabilidad, respuesta emocional excesiva, dificultad en la concentración, trastornos de la percepción, y en algunos casos, una variedad de reacciones más extremas.
Los signos básicos de un entorno de baja estimulación son débiles intensidades de colores monocromáticos, armonías, colores acromáticos, débiles o monótonas contrastes de color.
Los resultados de la sobreestimulación visual se demuestra en los cambios en la frecuencia respiratoria, aumento de la frecuencia del pulso y la presión arterial; aumento de la tensión muscular; reacciones psiquiátricas de diferentes tipos; y probablemente el agravamiento de padecimientos médicas, tales como aumento de la susceptibilidad a las infecciones, la enfermedad coronaria y úlceras. Diversas investigaciones sobre el estrés han demostrado que estos síntomas como los típicos efectos sobre las personas que han sido sometidas a una sobreestimulación.
Los signos básicos de un entorno estimulado es la fuerte intensidad de color (altamente saturada) armonías de color que son demasiado complejas o incongruentes, contrastes que ellos mismos presentan demasiados patrones demasiado fuertes, complejos visuales de color.
En un trabajo de investigación por el Dr. R. Küller (Departamento de Psicología de la Arquitectura en la Universidad de Lund), titulado: “Un modelo emocional de la interacción hombre-medio ambiente”, se indica: “En realidad, investigaciones recientes en el campo de la neuropsicología indica que las respuestas afectivas son más rápidos y más básico que los procesos cognitivos “.

Deja un comentario