El Tajamar de Córdoba

Obra hidráulica construida por los jesuitas para tecnificar el proceso productivo, actuaba como embalse del agua proveniente del arroyo Los Paredones con destino a huertas y molinos. Hoy es un plácido lugar enclavado en el área central de Alta Gracia, en Córdoba (Argentina). En su esquina sudeste se levanta el Reloj Público, construido en 1938 conmemorando los 350 años del otorgamiento de la primera merced de tierra.
Proyectado por los arquitectos N. Cima y N. Aspilicueta, resume distintas épocas de la arquitectura: basamento de piedra prehispánico, cuerpo de formas coloniales ni coronación con formas modernas. En las aristas se ubican las figuras del gaucho, el indio, el jesuita y el conquistador, realizadas por Troiani.
Además de ser una importante reserva para riego y mejoramiento productivo de las tierras, las aguas depositadas en el tajamar fueron la fuerza propulsora para la obtención de molienda de granos y harinas.

El agua era dirigida por una acequia haciendo girar la rueda del molino que movía una piedra, la cual friccionaba con otra que permanecía fija, moliendo de esta manera los granos.
Este Tajamar, construido en 1653, fue el primer dique de la Provincia de Córdoba y fue parte fundamental del sistema productivo de la estancia, proveyendo el riego a huertas y quintas y siendo el propulsor de los dos molinos harineros. Actualmente esta obra constituye un ícono para la ciudad de Alta Gracia, donde los turistas y habitantes pueden pasear y disfrutar del lindo paisaje que ofrece esta obra histórica.

Deja un comentario