Infraestructura como elemento de comunicación e intercambio

Las infraestructuras forman hoy parte importante de nuestra vida diaria, el concepto que tenemos de ella ha cambiado tanto debido al desarrollo tecnológico como a los avances sociales y económicos.
Las antiguas infraestructuras de comunicaciones que en una primera acepción podríamos considerar los caminos, las rutas marítimas y el correo, han sido sustituidas y transformadas por autopistas con múltiples carriles en cada sentido, líneas de ferrocarril que saltan elementos geográficos antes infranqueables y por los que circulan trenes que comunican ciudades más rápidamente que el automóvil, aviones supersónicos que unen continentes, aviones taxi, transmisiones por satélite y por cable.

Aeropuerto_de_Hong_Kong

Aeropuerto de Hong Kong

El progreso no ha acortado las distancias pero sí ha reducido el tiempo. Parece que todo esté más cerca o quizás realmente lo está, y además cada vez más personas podemos disfrutar de esta sensación.
El avance técnico nos da la posibilidad y el avance social nos exige la realidad.
A continuación se describen tres proyectos de Foster & Partners tanto técnica como conceptualmente en ellos se reflejan los valores que se exigen a estas nuevas infraestructuras. Dos de ellos resuelven la problemática del trasiego de gran número de personas continuamente, ya sea en viajes cortos, y domésticos como es el caso del metro de Bilbao ya sea en viajes de cualquier duración, nacionales, internacionales e intercontinentales como es el caso del aeropuerto de Hong Kong  en cambio el tercer proyecto es el Palacio de Congresos un lugar de reunión donde no se produce el traslado de material de las personas sino intangible, el de los pensamientos.
El Palacio de Congresos de Valencia es un lugar de reunión entre personas que llegan de todas partes del mundo, un lugar de comunicación e intercambio de ideas; el aeropuerto de Hong Kong supone una obra faraónica que ha supuesto la transformación de la naturaleza y el perfil de una isla en su longitud, su área y su topografía, como centro de comunicación intermodal por su capacidad aérea y su relación con las otras infraestructuras de transporte de Hong Kong.
El metro de Bilbao, ha supuesto un elemento importante en la regeneración de la ciudad, un diseño técnico pero con una cuidadosa estética y perfectos acabados que consiguen que el usuario desee mantener las instalaciones como nuevas.
En los tres proyectos podemos encontrar un intento por hacer los espacios de paso, los espacios públicos agradables y acogedores sobre todo cuando el tamaño del edificio o de una infraestructura han sobrepasado la escala humana y cuando la infraestructura supone una agresión y transformación del hábitat. Estas obras son los nuevos hitos de nuestra cultura, deben ser fácilmente reconocibles, identificables y queridos o asumidos como propios. La gente debe orientarse, debe percibir el lugar, ya sea por la luz natural, ya sea por la visión del entorno, se les exige facilidad de señalización, de identificación, que sean lugar de reunión, tránsito.

Autor: Mercedes Planelles Herrero