La ilusión óptica

¿Cuántas caras puede contar con esta obra Don Quijote de Octavio Ocampo?

Es algo que engaña la mente, por lo que vemos algo que no existe o no es real. Puede ser representado por un objeto que causa una falsa impresión visual por varios objetos o por juegos de colores y formas.
¿Tus ojos te juegan bromas? Tal vez has visto algo que te intrigó tanto que tuviste que frotar los ojos y mirar de nuevo? Lo más probable es que haya sido engañado por una ilusión óptica.
Las ilusiones ópticas son imágenes o formas que percibimos de manera diferente de lo que realmente son. Dicho de otro modo, las ilusiones ópticas ocurren cuando nuestros ojos envían información a nuestro cerebro que nos engaña para percibir algo que no concuerda con la realidad.
La palabra “ilusión” proviene de la palabra latina illudere, que significa “burlarse”.
Algunas ilusiones ópticas son fisiológicas. Esto significa que son causados ​​por algún tipo de medios físicos en los ojos o el cerebro.
La ilusión de la banda Mach es un ejemplo de ilusión fisiológica. La línea en el medio de la imagen es un color sólido. Sin embargo, debido a cómo la retina del ojo filtra las diferentes tonalidades a ambos lados de la línea, el lado derecho de la línea aparece más oscuro, mientras que el lado izquierdo de la línea aparece más claro.

Otras ilusiones ópticas son cognitivas. Las ilusiones cognitivas, como las ilusiones ambiguas, distorsionadoras y paradójicas, ocurren cuando nuestro cerebro hace automáticamente suposiciones basadas en la información enviada desde los ojos. Estas ilusiones a veces se llaman “juegos mentales”.
Las ilusiones ambiguas son imágenes u objetos que se pueden ver de más de una manera. El jarrón de Rubin es un ejemplo popular de una ilusión ambigua. ¿Puedes ver tanto el florero como las dos caras?
Distorsionar las ilusiones utilizan diferentes técnicas para hacer que los objetos de tamaño, longitud o curvatura similares aparezcan distorsionados.

El cerebro hace que figura-fondo distinción entre el florero en el centro (que es generalmente reconocido primero) y el contorno de dos caras por los lados.

Un ejemplo famoso de una ilusión distorsionadora es la ilusión de Müller-Lyer. ¿No parece la línea en el centro más larga que las arriba y abajo? Sin embargo, las tres líneas son de la misma longitud!


Las ilusiones de paradoja se producen como resultado de imágenes u objetos que no pueden existir o que son físicamente imposibles. Las ilusiones de la paradoja son populares en obras de arte, tales como las hechas famosas por el artista M. C. Escher.
Su cascada es un ejemplo clásico de una paradoja ilusoria. ¿Ves cómo el agua de la cascada parece viajar cuesta arriba antes de una vez más llegar a la cima de la cascada?
Los científicos creen que las ilusiones ópticas son posibles porque nuestros cerebros son tan buenos en reconocer patrones y “ver” objetos familiares.Nuestros cerebros trabajan rápidamente para hacer una imagen “completa” de piezas separadas.
Los artistas inteligentes pueden utilizar estas tendencias para engañar a nuestros ojos y el cerebro para ver lo que no está realmente allí.

Deja un comentario