Palacio Fernández Anchorena

El Palacio Fernández Anchorena es un lujoso palacete de comienzos del siglo XX y una de las pocas residencias de la clase alta porteña que aún sobrevive en la Avenida Alvear.
Actualmente, pertenece a la Santa Sede y funciona como sede de la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires.Fue encargado por el matrimonio del Dr. Juan Antonio Fernández Torres (nieto del célebre médico salteño Juan Antonio Fernández y Hoyos) y Rosa Irene de Anchorena al arquitecto francés Edouard Le Monnier en 1907. Curiosamente, la familia Fernández Anchorena, debido a una circunstancia inesperada, nunca habitó su palacete. Durante su construcción en 1908, Juan Antonio sufrió un grave accidente en Europa que lo dejó discapacitado, y optaron por quedarse a vivir en París donde además tenían fuertes vínculos sociales (Florinda Fernández Anchorena, una de sus hijas, estaba casada con Georges Paul Ernest de Castellane Gould, Conde de Castellane).

palacio-fernandez-anchorena

Paralelamente, el palacio fue administrado por los Fernández hasta 1922, cuando es cedido como Residencia Presidencial temporaria al presidente electo Marcelo Torcuato de Alvear y su esposa Regina Pacini.Más tarde, la propiedad fue adquirida por Adelia Harilaos de Olmos, una de las mujeres más ricas de la época en la región y fervorosa católica. Participó activamente en la realización del Congreso Eucarístico Internacional de 1934, recibiendo por ello la condecoración de Marquesa Pontificia del Vaticano. Adelia decidió donar su residencia como sede de la Nunciatura Apostólica al redactar su testamento el 13 de noviembre de 1947. Falleció el 15 de septiembre de 1949, y el edificio pasó desde ese momento a su nueva función, que mantiene desde abril de 1952.El palacio fue la residencia del Papa Juan Pablo II durante sus dos visitas a Buenos Aires, en los años 1982 y 1987. Mediante el Decreto 1495, sancionado, en 2002, el edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional.El 18 de noviembre de 2010, se realizó un festejo por el centenario del Palacio Fernández Anchorena. Como parte de la celebración, el Correo Argentino emitió una tirada de 3000 estampillas con imágenes de la residencia.
Arquitectura
El Palacio Fernández Anchorena fue obra del arquitecto Le Monnier, francés de formación en la Academia de Bellas Artes de París, pero que mostró acercamiento a los nuevos estilos de comienzos del siglo XX, como el Art Nouveau, reflejándose en la libertad y plasticidad de muchas de sus obras, aunque siguieran los cánones academicistas. La fachada, siguiendo las normas de la composición clásica, posee basamento, desarrollo y remate con una singular cúpula que jerarquiza la entrada principal. También sigue los conceptos de simetría de la arquitectura clásica.

Deja un comentario