Propuestas de colores para tu casa

'
'

Algunos detalles, como el color de las paredes parecen ser menores, pero no es así, estos juegan un papel fundamental en el diseño de tu casa y además reflejan parte de tu personalidad o de la personalidad del negocio y tienen una finalidad: crear un ambiente. Lamudi, el portal inmobiliario líder en Colombia, te da una serie de propuestas sobre ello.
Comencemos con el color rojo, a pesar de ser un color dominante puede ser una opción interesante para decorar tus paredes. La cocina o en un restaurante son buenas opciones para este color, además de que propician un ambiente íntimo y también te ayudará a estimular el apetito de tus comensales en el caso de un restaurante, o en tu misma cocina.
El color naranja es un color asociado a la comunicación, pruébalo en la sala o el comedor.
El amarillo es sinónimo de creatividad, por lo que una propuesta es usarlo en el cuarto de los niños o si estás buscando algo para un negocio como una agencia de publicidad. El violeta por otro lado, es un color que representa elegancia, espiritualidad y sentimientos revolucionarios.

Infografía Colores para pintar tu casa W33
Si quieres decorar un espacio que utilizas para reflexionar o tranquilizarte el azul es un color ideal para ello. Esto podría ser en un estudio o un lugar de meditación o en una oficina. El blanco también puede ayudarte con eso, al igual que da la impresión que un espacio se vea más amplio, dando al mismo tiempo una sensación de limpieza; este lo puedes utilizar en baños o closets pequeños.
El verde es un color perfecto si quieres empezar el día con mucha la energía, pintar las paredes de tu habitación es una excelente idea. Este color también transmite paz y equilibrio. El rosa, puede parecer muy femenino pero realmente depende de cómo lo utilices, ya que puede ser llamativo y tierno al mismo tiempo.
El tipo de decoración es importante también considerarlo para elegir los colores. Por ejemplo, un estilo rústico combina con la gama de amarillos y cafés. Un estilo minimalista se relaciona con tonos neutros como el blanco, el marrón, el gris y el negro; mientras que lo vintage, va mejor con los colores pastel y lo ecléctico con tonalidades fuertes.