Tipos de contratistas

Los contratistas ejecutan una amplia gama de tareas y funciones, desde negociar con todoo tipo de proveedores hasta la contratación de trabajadores especializados de alta gama que se centran más en el arte que en la función o la practicidad.
Hay diferentes tipos de contratistas y contratación de servicios, y para clasificarlos, habría que definir tres categorías principales. Las diferencias en estas tres categorías de contratistas da cuenta en gran medida las diferencias de precio, y tienen un impacto muy grande en la cantidad de trabajo que será necesario.

tipos-de-contratistas

Estos son los tres tipos de contratistas que se pueden encontrar:

1. Los contratistas generales

El término “contratista general” se utiliza de dos maneras. Un “contratista general” es alguien que tiene la capacidad para hacer frente a una gran cantidad de diferentes aspectos de un proyecto de obra; la mayoría de los contratistas generales son buenos en la carpintería, la tabla-roca, fontanería básica, instalaciones eléctrcias básicas, climatización básica, y otras áreas generales de la construcción o refaccionamiento de viviendas. Este tipo de contratista general podría ser denominado como un “manitas”, aunque si tiene licencia y con gran experiencia, es probable que mucho más que eso. Cuando se utiliza el término “Contratista General”, también significa alguien que tiene todas las habilidades de un contratista general, y además también sabe gestionar todos los aspectos de la renovación que no ejecuta realmente a sí mismo. Un contratista general suele contratar a subcontratistas (contratistas con conjuntos de habilidades específicas). Por ejemplo, los “Contratistas Generales” suelen contratar a los fontaneros, electricistas, instaladores de techos, expertos de fundaciones, etc, para cubrir los trabajos que requieren conocimientos específicos.
A menudo administrar la programación, el presupuesto del proyecto, y todos los pagos, así (si usted quiere que él). Para grandes proyectos, el contratista general podría estar todo el tiempo la gestión de horarios, presupuestos, y subcontratistas, y por lo tanto podría no tener tiempo para hacer nada de trabajo por sí solo. El contratista general también es responsable de asegurar que sus submarinos están debidamente licencia y seguro, para proteger a usted y su inversión (así como para proteger a sí mismo).
La desventaja de trabajar con incluso el mejor contratista general es que cobrará por todo el trabajo extra que hace. Si contrata a un fontanero a $ 1000, lo más probable es que vaya a cobrar $ 1100 a 1200 para el trabajo del fontanero que, debido a que tenía que encontrar el fontanero, contratarlo, supervisar su trabajo, y asumir la responsabilidad por su actuación. El contratista general también está gestionando los horarios y asegura que el proyecto está dentro del presupuesto, por lo que habrá gastos generales adicionales para ello. En total, tiene un contratista general para gestionar un proyecto puede costar un 10-30% adicional en sus costos de mano de obra.

2. Contratista por especialidad

Si no hay presupuesto o no se desea pagar a alguien para que contre a subcontratistas, en caso de una reforma el dueño de la casa puede hacer ese trabajo. Pero todavía se necesita contratar a los contratistas para realizar el trabajo real. Son llamados también contratistas “llave en mano” esto significa que se les da la llave del lugar para hacer el trabajo sin necesidad de supervisarlos.
Al contratar el propietario o ingeniero sus propios contratistas, tiene un par de opciones. Lo más común – y más confiable – es contratar a los contratistas especializados que tienen matrícula para trabajar, seguro, y puede administrarse a sí mismos y su equipo. Existe una extensa lista de la mayoría de los contratistas especializados a sí mismos en las páginas amarillas, e incluyen aquellas empresas populares de fontanería o extinción de plagas por ejemplo. Por supuesto, hay probablemente miles de este tipo de empresas en su área que usted nunca ha oído hablar, pero son tan fiables y tienen los permisos, seguros y la reputación necesarios.
Si bien los contratistas especializados no sean los trabajadores más baratos es probable que no deba supervisarlos para hacer el trabajo. La tarea del contratante es obtener estimaciones, programar su tiempo, y asegúrese de que tengan acceso a la propiedad y la información que necesitan – estos son los tipos de cosas que un contratista general haría normalmente.
La principal desventaja de trabajar con un grupo de contratistas especializados es que usted será responsable de la gestión de horarios y la garantía de que la reforma de la propiedad avanza de la manera más óptima. Otra desventaja es programar el calendari de tareas y saber por ejemplo que los suelos se hacen antes de la pintura, caso contrario habría que volver a pintar y esto haría crecer el presupuesto. Esto es algo que el contratista general conoce perfectamente.

3. Los trabajadores independientes

Los contratistas independientes o “trabajadores independientes” son mucho más baratos pero no tienen suficiente pericia y experiencia para confiar en ellos para completar partes enteras de una propiedad, incluso partes individuales de un proyecto sin la correspondiente supervisión casi permantente. Los trabajadores independientes son a menudo llamados “trabajadores no cualificados”, porque mientras trabajan muy duro,  no tienen la experiencia para saber cómo resolver problemas difíciles que se les presentan. Es necesario que usted tenga el conocimiento y experiencia suficiente para resolver esos problemas. Por ejemplo, un trabajador autónomo podría estar bien para instalar la alfombra o poner los azulejos pero puede no saber cómo. Trabajadores independientes tienen los costos de mano de obra más baratos para una reforma pero requerirán más tiempo, esfuerzo, experiencia y paciencia por parte del contratante.
Muchos inversores optarán por una combinación de estos tres tipos de contratista para su proyecto. Pueden optar por contratar a un GC de los grandes proyectos que no podían controlarse ellos mismos, y luego utilizar una combinación de los contratistas de servicios llave en mano y los trabajadores independientes para los proyectos más pequeños. Es todo una cuestión de equilibrar el costo, el tiempo y el esfuerzo necesarios para conseguir un trabajo hecho.

Deja un comentario