Espacios abiertos y diseño del paisaje

La arquitectura del paisaje define los espacios abiertos. De todas formas es el continuo cambio del contexto topográfico, ecológico y socio cultural de una ciudad o de un espacio abierto el motor de las respectivas mutaciones.
Los arquitectos del paisaje son los diseñadores de estos procesos. El cambio se produce como conjunción del trabajo de los arquitectos, con los planificadores, artistas, sociólogos e ingenieros que responden a preguntas complejas de desarrollo urbano y desarrollo rural.
Estos equipos ponen el foco en la concepción del cuidado de los espacios urbanos que satisfagan las necesidades actuales de la convivencia humana. Los procesos de transformación continua de nuestro entorno de vida plantean nuevos desafíos. Las modificaciones que se desarrollan en espacios públicos, como resultado del aumento de la movilidad, la privatización y cambio social nos presentan nuevos fenómenos. Esto va mano a mano con un cambio en la percepción permanente de la ciudad y el país. Esta evolución no es algo nuevo, sino que sucede regularmente y es “una prueba de la vitalidad del pensamiento, tal vez la prueba de que realmente estamos vivos y que la vida continúa”.
Numerosas zonas urbanas deprimidas, la pérdida de identidad local debido a una idea aparentemente global de la ciudad, la tendencia hacia la uniformidad a través de la regulación del diseño hacen que la autenticidad sea cada vez más difícil, e incluso parecen disputarla.

espacio abierto
La sobresaturación constante de imágenes ha aumentado en enormes proporciones. Ser incapaz de resistirse a ellas parece ser parte del concepto. A pesar de la diversidad de sus formas en su fenomenología individual, el giro icónico ha dado lugar a una simplificación de lo que representa el mundo, por lo que tememos la banalización del espacio público como consecuencia. Al mismo tiempo, la aldea global está luchando por su propia identidad. ¿Puede ser la clave para la supervivencia de la ciudad?.