Historia del Vidrio

'
'

El primer material similar a lo que conocemos como el vidrio transparente fue la obsidiana. También denominado vidrio volcánico, se utilizaba para la construcción de cuchillos y lanzas en varias civilizaciones prehistóricas.

Elaborado a base de arena sílica, los orígenes del vidrio se dan alrededor del año 5000 a.C. por los marinos fenicios, según los relatos del escritor romano Plinio El Viejo. Los navegantes calentaban las fogatas nocturnas con bloques de carbonato de sodio que llevaban en sus buques. En esa combinación con el fuego, se formaron los primeros trozos de vidrio como se conocen hasta hoy.

Hacia el siglo I a.C. los fenicios descubren la técnica del vidrio soplado, método para moldear los objetos a realizar. Los primeros elementos realizados con vidrio fueron collares y diminutos cuencos.

Hacia el año 1500 a.C. aparecieron las vasijas huecas, provenientes de Egipto, transformándose en el principal proveedor de vidrio por siglos. Mientras tanto, el Imperio Romano expandía el método del vidrio soplado, a través de la utilización de una caña metálica.

La producción a gran escala serializó la construcción vidriera, que se extendió por el resto de las regiones de Europa y Asia. En Venecia se concentró la principal industria vidriera, que dominó el mercado europeo hasta el siglo XVIII.

El material que se fabricaba en estas regiones se denominaba cristallo, que permitía realizar variadas formas estilísticas, como la combinación entre cristales transparentes y opacos.

El primer libro sobre el estilo veneciano se llamaba “El Arte del Vidrio”, escrito por Antonio Neri en 1612. Mientras tanto, en Alemania se fabricaba el vidrio potásico, de consistencia más dura. Se utilizaba para los grabados en filamentos sobre objetos preciosos, como vajillas o copas.

En la Edad Media el vidrio se utilizaba para la decoración de construcciones históricas, como las catedrales, mediante la colocación de mosaicos. Los mayores productores de vidriería de la época eran las regiones de Lorena y Normandía, al noroeste de Francia.

Por otra parte, con la llegada de Felipe V al reinado de España se instala La Real Fábrica de Cristales de la Granja de San Ildefonso, para la fabricación de lámparas, vajillas y artesanía en general.

Otra región española que marcó huella en la industria del vidrio fue Cataluña, a partir del siglo XVI. Diversidad de objetos similares al estilo veneciano se exhibían en ferias como la del Paseo del Borne.

fundicion_vidrioA mediados del siglo XIX aparecen los primeros artesanos del vidrio en tierras americanas, en la ciudad de Puebla (México). Hacia mediados del siglo XIX, la invención de la máquina automática de soplo para la fabricación de botellas moderniza la industria del vidrio.

El siglo XX profundizó y diversificó las técnicas. El vidrio pasó a considerarse como un elemento estético, gracias al trabajo de artistas como Harvey Littleton.  En 1962 realiza el primer seminario de vidrio soplado en el Museo de Arte de Toledo (Estados Unidos). Allí se encuentra el Pabellón de Vidrio, donde se exhiben obras de arte y un singular espacio transparente, siendo una de las principales atracciones del lugar.