El Domo de la Catedral de San Pedro

'
'

El elemento que corona la Catedral de San Pedro fue encargada a Miguel Ángel (1475-1564) cuando en sus setenta años se convirtió en arquitecto de catedrales, Miguel Ángel rechazó cobrar por el diseño de este trabajo ya que consideraba que lo realizó para Dios. La solución propuesta por Miguel Ángel, fue adoptar la técnica de Brunelleschi que aplicó a la catedral de Florencia. El domo-san-pedrodomo masivo de 42 metros de diámetro fue construido con dos pieles de ladrillos y piedra, una exterior y otra interior. Del exterior parece elevarse a partir de un bello tambor apuntado por varios pares de columnas corintias que se ubican a los lados de ventanas ciegas. Visto desde afuera el domo parece ser más un hemisferior
Esta estructura poderosa por cuatro pilares de 16 metros cada uno y enlazados por cadenas de hierro ocultas y se remata con una corona similar a una linterna que es a su vez tapada con una bola y cruz, 137 m sobre el pavimento. La obra fue ejecutada entre 1588 y 1591 después de la muerte de Miguel Ángel.