La iluminación en las oficinas

La iluminación en las oficinas es vital porque las personas en general pasamos muchas horas a la semana (casi tantas o más que en nuestro hogar) en el lugar de trabajo.
Está demostrado que la híper luminiscencia que ofrece algún diseño lumínico con gran cantidad de lámparas o tubos es perjudicial para la salud. Provoca estrés y alteraciones del ritmo cicardiano.
Una buena iluminación es esencial en el lugar de trabajo y en los últimos años la tecnología de iluminación ha evolucionado, con un gran cambio hacia la iluminación LED. La iluminación de la oficina ahora está diseñada para adaptarse a actividades específicas en lugar de la cobertura genérica del espacio de la oficina.
En los últimos años, también hemos visto un cambio en el diseño tradicional de oficinas y salas de reuniones, y una buena iluminación debe satisfacer las demandas de estas diferentes áreas y tareas. La iluminación ascendente para vigas y sofitos puede crear un lugar de trabajo más relajado, por ejemplo.
El British Council of Offices publicó recientemnete su Guía de iluminación, que proporciona una interpretación práctica de los requisitos de las normas y directrices existentes.
La guía establece algunos de los aspectos más importantes de la iluminación en el área de trabajo, y destaca que la mejor iluminación para cualquier oficina es la luz natural y debe usarse con eficacia. Además, la guía aconseja que las organizaciones deben reducir la cantidad de energía consumida.
El mensaje clave es que las oficinas deben proporcionar iluminación cómoda para las personas dentro del espacio. El objetivo principal de la iluminación de la oficina debe ser promover una buena comunicación visual para los ocupantes, con superficies verticales bien iluminadas y un interesante grado de contraste.
El entorno de la oficina ha cambiado considerablemente en los últimos años, lo que ha resultado en una nueva Guía de iluminación LG7 producida por el Instituto Colegiado de Servicios de Construcción de Ingenieros (CIBSE) de EE.UU. Esta guía reconoce el mayor uso de tabletas y computadoras con pantalla táctil en un entorno de oficina.

Independientemente del tamaño y la ubicación de la oficina en cuestión, una oficina debe ser un espacio bien iluminado en el que trabajar, que debe utilizar la mayor cantidad posible de luz natural. La iluminación debe proporcionar un nivel de iluminación en todas las superficies para cumplir con el Reglamento del lugar de trabajo (Salud, Seguridad y Bienestar) de 1992, que exige que los lugares de trabajo tengan iluminación adecuada y suficiente.
Normalmente, el diseño de iluminación para las áreas de tareas en las oficinas será:

  • 300 lux para tareas principalmente basadas en pantalla, que pueden incluir tareas menores en papel, como tomar notas
  • 500 lux para tareas principalmente en papel

Si un área cumple con el nivel de lux especificado, ya no es necesario agregar iluminación adicional. La alteración de la provisión de iluminación existente no debe tener lugar sin la aprobación del Departamento de Estado. La única excepción a esto es que las tabletas o las computadoras de escritorio con pantalla táctil son comunes, ya que es extremadamente difícil proporcionar un diseño de iluminación que reduzca los reflejos y el resplandor donde se usan. Si el uso de tabletas se usa predominantemente dentro de áreas comunes, como un espacio de arranque, el uso de iluminación ascendente puede ser la opción más adecuada como un esquema de iluminación y un nivel de iluminación más bajo en este espacio (que el indicado anteriormente).
Cuando el esquema de iluminación esté diseñado para desviarse del Código de iluminación reconocido, el Departamento de Estado tendrá que justificar el motivo de esa elección y garantizar que quienes utilizan el espacio entiendan y acepten alejarse de la escala de iluminación reconocida.


Deja un comentario

Detectado un bloqueador de publicidad

Ofrecemos contenido gratuito gracias la publicidad. Por favor para continuar, desbloquea el ad blocker.

Refresh