Templo de la Fortuna Viril

Construido durante la República el Templo de la Fortuna Viril fue erigido entre los años 70 a.C. y 40 a.C., se alza en el Foro Boario, cerca del Tíber. Dedicado a Portunus el Dios de los puertos.
El Templo de la Fortuna Viril tiene las proporciones de los templos griegos. Se asienta sobre un podium sobre el que se levantan columnas y pilares, y se accede a través de una escalinata central.
Es un templo jónico y hexástilo de influencias etruscas. De las volutas de sus capiteles salen unas palmetas curvadas que decoran el cimacio, y en la basa tiene la particularidad de emplear el linto adicional bajo la basa de moldura ática.
Pseudoperíptero, las columnas que rodean al Templo de la Fortuna Viril por sus fachadas laterales y posterior están adosadas al muro de la cella. En la escalinata de acceso las columnas forman un pórtico abierto a modo de proanos. Se diferencia del estilo griego porque las columnas que lo rodean están adosadas al muro de la cella.
El arquitrabe y el friso del entablamento están formados por sillares de cuña de madera.
Sobrevivió por haber sido convertido en la iglesia de Santa Maria Egiziaca, prostituta que vivió en el siglo V que se reformó y se convirtió en eremita.

El grabado de Gianbattista Piranesi (1748-1774) del Templo de Portunus


One Response

  1. Anónimo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Detectado un bloqueador de publicidad

Ofrecemos contenido gratuito gracias la publicidad. Por favor para continuar, desbloquea el ad blocker.

Refresh