Templo de la Tríada Capitolina

La concepción del edificio era claramente etrusca más que griega.
El templo de la Tríada Capitolina tiene un solo pórtico con columnas que forma la fachada y única entrada al edifcio. Posee la triple cella etrusca (dedicadas a Juno, Júpiter y Minerva) que es maciza y completamente cerrada por intercolumnios ciegos.
La Tríada Capitolina medía 62,25 mts x 53,30 mts de planta y conocida por la riqueza de materiales de construcción y de las  estatuas de terracota que lo decoraban.
Las gradas del templo de la Tríada Capitolina son sustituídas por un alto podium que se prolonga en la fachada principal a través de una escalinata de acceso. Fue construido en el período monárquico de Roma.
Sus proporciones eran las de un edificio relativamente bajo para el sentir griego y, aunque rectangular, estaba más cercano a la forma cuadrada.
Otras características que le daban un aspecto poco griego eran: las tres cellas y el profundo próstilo de tres hileras de columnas; su asimetría, al acabar la parte trasera en un muro; el podium con escalinata de acceso sólo frontal; y  los alerones y la obra escultórica que sobresalían excesivamente.
Su construcción finalizó en el año 509 a. C. tomándose desde ese momento y durante siglos como un referente artístico para otras ciudades del Lacio y del sur de Etruria.

Reconstrucción

 

Deja un comentario