Arte paleocristiano

El arte paleocristiano comenzó alrededor del siglo 1 y duró aproximadamente hasta el siglo 6. El arte paleocristiano fue creado por seguidores de las enseñanzas de Jesucristo. Es una expresión de las creencias de los primeros cristianos y su necesidad interior de comunicar de un modo libre, su religión.
Por ese entonces, los cristianos eran perseguidos por los romanos, las celebraciones cristianas se celebrarba en cementerios ocultos y catacumbas de Roma. Hubo una etapa en el arte paleocristiano donde La Biblia absorbía un rol muy importante. Los frescos y esculturas estaban arte-paleocristianomayormente representaban escenas del viejo testamento. El arte se desarrollaba con símbolos e iconografía cristiana, basada en animales, como el cordero y la paloma, figuras humanas (el buen pastor, el suplicante) partes del evangelio y símbolos como el monograma con letras griegas, alfa y omega. El uso de la pintura y las esculturas fue parte del secreto de los primeros cristianos para comunicar su fe.
Después de que el Emperador Constantino adoptó la fe cristiana con el Edicto de Milán, los primeros cristianos necesitaban un templo para rezar. El tipo de arquitectura más conocida para ellos era la antigua basílica romana. Así que tomaron este diseño que se puede ver en la Iglesia Martirial de Mirialba en León, España.
La figura de Cristo que es tan familiar para nosotros no era el centro de la imagería religiosa en los comienzos del cristianismo.
En sus comienzos el arte paleocristiano era propio de gente pobre y no demasiados feligreses, por lo cual quizás la ausencia de mecenas ha hecho que no se haya podido preservar mucho del arte de los comienzos del cristianismo. El arte paleocristiano usó los mismos medios artísticos

El buen pastor de la catacumba de Priscilla, 250-300

El buen pastor de la catacumba de Priscilla, 250-300

que la cultura pagana. Estos medios incluían: frescos, mosaicos, esculturas y manuscritos. Los primeros cristianos adaptaron motivos romanos y le dieron un nuevo significado a lo que eran símbolos paganos. Estos motivos eran el pavo real y las vides por ejemplo.
El arte paleocristinao se dividió en dos períodos. Antes y después del Edicto de Milán del año 313.
Durante la persecución de los cristianos en el Imperio Romano, el arte cristiano era necesariamente y deliberadamente furtivo y ambiguo, el uso de imágenes fue compartido con la cultura pagana, pero tenía un significado especial para los cristianos. Los restos sobrevivientes del arte cristiano más antiguo provienen de finales del siglo 2 hasta comienzos del siglo 4 y aparece en las paredes de las tumbas cristianas de las catacumbas de Roma. De la evidencia literaria, no pueden haber sido los iconos de paneles que, como casi toda la pintura clásica, han desaparecido. Inicialmente Jesús estuvo representado indirectamente por  pictogramas como el Ichthys (pescado), pavo real, Cordero de Dios, o un ancla (el lábaro o Chi-Rho fue un desarrollo posterior). Más tarde fueron utilizados símbolos personificados, incluyendo Jonás, cuyos tres días en el vientre de la ballena prefigurado el intervalo entre la muerte y resurrección de Jesús, Daniel en el foso de los leones, o la imagen de Orfeo encantando a los animales. La imagen de “El Buen Pastor”, un joven imberbe en escenas pastorales que recoge ovejas, fue la más común de estas imágenes, y probablemente no se entendía como un retrato del Jesús histórico. Estas imágenes tienen cierta semejanza con las representaciones las figuras de korus del arte greco-romano.  La cruz, símbolo de la crucifixión de Jesús en la cruz, no estuvo representada explícitamente durante varios siglos, posiblemente debido a que la crucifixión era un castigo impuesto a los delincuentes comunes, sino también porque las fuentes literarias señalaron que era un símbolo reconocido como específicamente cristiano, como el signo de la cruz fue hecha por los cristianos desde muy temprano.