Castillo de Montjuic

El Castillo de Montjuic o también conocido por su nombre en catalán Castell de Montjuïc, es una fortaleza antigua militar situada en la montaña de Montjuic, en Barcelona y es la actual fortaleza que corona a ésta montaña. El Castillo de Montjuic fue una instalación del Ejército español cuya construcción comenzó en 1640 durante la Guerra dels Segadors. Es muy importante decir que ha forjado un gran papel en la historia. Fue construido por el ingeniero Juan Martín Cermeño.

castillo-de-montjuic
La primera construcción en el territorio de la montaña fue una atalaya cuya labor era la de informar mediante señales la proximidad de los barcos que se acercaran a la ciudad, esta atalaya cuenta con una altura de 173 metros, altura que fue idónea para su propósito pues proporciona una vista de 360° sobre el territorio.
En el año 1640 se realizó la primera fortificación en Montjuic, se construyó un recinto militar en el lugar donde se encontraba una torre de vigilancia, éste fue construido en forma de cuadrilátero de tierra, usando un revestimiento de tierra y barro. El papel de esta fortificación fue el de impedir el asalto de las tropas castellanas. El fortín original se convirtió en castillo en 1964, su planta ocupaba toda la parte llana de la cumbre contando con tres baluartes mirando hacia tierra y una línea de dientes de sierra mirando hacia el mar.
A finales del siglo XVII se lleva a cabo la ampliación del recinto, convirtiéndose así en una fortaleza. Fue en 1751 cuando el ingeniero militar Juan Martín Cermeño, dio la orden de destruir el antiguo fortín construido en 1640 el cual había recibido grandes daños durante la guerra.  El Castillo de Montjuic se terminó de dar forma al nuevo conjunto de edificaciones, que se encontraba dotado de servicios y cisternas, entre ellos agua potable y se ordenó la construcción del foso. Ya finalizando el siglo en los años 1779 y 1799 se realizaron diversas construcciones para instalar en él, el doble de hombres, además se realizó la construcción de cocinas para poder sustentar dicho ejército y además se dotó a la fortaleza con más de 120 cañones. Luego de esta remodelación la edificación tomaría la forma que posee en la actualidad.
El  castillo ha adoptado diversas funciones en las múltiples situaciones en las que ha formado parte, entre ellas la función de prisión. En 1940 muere fusilado dentro del castillo Lluís Companys, Generalitat de Catalunya. Hasta 1960 el Castillo tuvo el papel de prisión militar y no fue hasta tres años después que se inauguró allí el museo de armas. Desde 2007 esta edificación pasa a ser propiedad del Ayuntamiento de Barcelona.
Sin duda una construcción con un gran papel histórico.

Deja un comentario