La Insula romana

La mayoría de los romanos vivían en departamentos llamados cenácula dentro de bloques llamados Insula que eran residencias de las clases populares. Tenían un apariencia despampanante por fuera.
Los insulae eran loques de 300 o 400 metros cuadrados construidos en varios pisos de altura.
Algunos llegaron a tener 6 o 7 pisos. Estaban construidos con materiales baratos y de mala calidad.
Tenían una distribución similar a los edificios de departamentos o monoblocks de hoy pero no contaban con agua corriente, cocina ni baño. Las heces las depositaban al pie de la escalera (dolium) en un recipiente común o simplemente era arrojadas por la ventana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *