La vista y los colores

'
'

La percepción del color es una experiencia sensorial. El color de un objeto es visto por el ojo cuando la luz blanca brilló sobre la superficie del objeto. La superficie refleja algunos colores y absorbe otros. Es el reflejo de la luz (o su longitud de onda) lo que recoje el ojo humano. Por ejemplo, la cereza refleja la luz roja y absorbe otros colores.
Dentro del ojo, la retina contiene células receptoras de la luz llamadas conos y bastones. Los conos reaccionan al reflejo de la luz mientras que los bastones reaccionan al brillo.
Hay 3 tipos de conos: rojo, verde y azul. Cada color tiene diferentes longitudes de onda, los azules, verdes y violetas tienen una longitud de onda más corta mientras los rojos, naranjas y amarillos tienen unas longitudes de onda más largas. Cuando las longitudes de onda caen en la retina, el cerebro interpreta las señales como colores.
En cuanto a la capacidad o incapacidad del ojo de reconocer ciertos colores, existe lo que se conoce como daltonismo, deuteranopía o deuteranomalía, que es la ceguera o imposibilidad de distinguir los colores rojo y verde.
vista-coloresEl término “daltonismo” proviene del nombre del químico y físico, John Dalton (1766-1844).En 1793 en el New College en Manchester, fue nombrado profesor de matemáticas y filosofía natural. En 1803 había extendido los hechos contenidos en su ley de las presiones parciales: la presión de una mezcla de gases es la suma de las presiones que se ejercen por separado por varios constituyentes si cada uno solo estaban presentes. La reputación de Dalton se basa en gran medida de su gran teoría atómica. Dalton describió en detalle su padecimiento de ceguera al color con la percepción defectuosa del rojo y del verde en su primer paper científico. Lo tituló “Hechos extraordinarios relacionados con la visión de los colores”. Si bien los daltónicos hacen una vida completamente normal, pueden tener problemas de tránsito por un lado con los semáforos ya que no reconocen los colores rojo y verde. Y por otro con las luces de stop de los coches que también son rojas. Se dice que reconocen el lugar de las luces del semáforo, pero a la distancia y con condiciones de visibilidad baja este reconocimiento se complica aún más.