Palacio de Liria

El Palacio de Liria, situado en los terrenos colindantes con el impresionante Cuartel Conde-Duque de Olivares es la residencia de los duques de Alba y se abre al público sólo para visitas concertadas de antemano.
El palacio fue comenzado en 1762 durante el reinado de Carlos III por el arquitecto francés Guilbert y terminado en 1780 por Ventura Rodríguez. Siguiendo el modelo del Palacio Real, este edificio de macizas líneas rectangulares, tiene la fachada articulada por los pilares y columnas propios del severo barroco.
Durante la Guerra Civil de 1936-1939 el Palacio fue quemado totalmente, pero los tesoros de arte de la la Casa de Alba fueron transferidos por el Gobierno republicano al Banco de España quien los guardó en sus sótanos y escaparon así de la destrucción. El Palacio fue reedificado por el XVII Duque de Alba, Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, al terminar la Guerra Civil, con todas las comodidades para albergar cuantiosos archivos y obras de arte de incalculable valor.


La rica colección que alberga el Palacio de Liria cuenta con las cartas de Cristóbal Colón a al Reina Isabel II, obras de Andrea del Sarto, Tiziano, Veronese, Rubens, Ruysdael y Rembrandt.
Los artistas españoles se encuentran representados con obras de El Greco, Ribera, Zurbarán, Velázquez, Murillo y especialmente Goya, incluído el retrato de la Duquesa de Alba, Cayetana de Alba pintado en 1795 y un retrato de la marquesa de Lazán.
Actualmente se encuentra bajo la tutela de Carlos Fitz-James Stuart, Duque de Huéscar.

Ubicación: Calle de la Princesa, 22
Metro: Ventura Rodríguez
Autobuses: 1,2,44,46,C, M5

Deja un comentario