Palacio real de La Granja de San Ildefonso

La pequeña villa de La Granja a 11 km de Segovia a 78 km de Madrid está situada a una altitud de 1193 metros rodeada de bosques, en las estribaciones septentrionales de la Sierra de Gadarrama.
El rey Felipe V, y su esposa Isabel de Farnesio, eligieron este lugar para edificar un palacio inspirado a la vez en los estilos francés e italiano. Las obras empezaron en el año 1721 bajo la dirección del arquitecto madrileño Teodoro Ardemans y fueron completadas por dos italianos: Andrea Procaccini y Sempronio Subisati.

Palacio de La Granja. Arquitectura

Al igual que El Escorial, el primer proyecto preveía que la capilla que además sería el panteón del matrimonio real, ocupara el centro de la fachada principal de entrada. Sin embargo y a pesar de sus dos torres, no fue esta la principal, sino la fachada que mira al este, frente a los jardines y que fue construida en 1736 bajo la direción de Sacchetti y Juvara, los arquitectos que proyectaron el Palacio Rela de Madrid. Con sus grandes ventanas estilo francés, columnas, pilastras, canátides, escudos de armas y demás motivos decorativos en mármol, granito y piedra rojiza, esta fachada del este consigue ofrecer un aire marcadamente franco-italiano.

El interior del palacio de La Granja, ha sido pasto de las llamas en más d euna ocasión por lo que ha quedado destruída parte de la decoración original. Entre las salas que pueden visitarse están la Galería de las Estatuas (con el techo pintado por Bartolomé Rusca) el Vestíbulo de mármol en la planta baja, además del Salón del Trono suntuosamente decorado y la sala japonesa, en la planta superior.
Entre las pinturas que pueden admirarse están las obras del francés Houasse, retratos de Felipe V y la reina por Van Loo, así como cuadros de temas bíblicos y mitológicos de Lucas Giordano.
El palacio posee también una importante colección de tapices flamencos y españoles de Van Orley, Bayeu, Goya y otros.

Una cama con colgadura imperial en damasco amarillo preside el Dormitorio de Sus Majestades.

Jardines de La Granja

Los jardines de la parte del este del palacio, que cubren una superficie de 14 hectáreas, fueron realizados por René Carlier y E. Boutelon según un proyecto del arquitecto paisajista Marchand. La disposición geométrica de los parterres, los setos, y arbustos cuidadosamente recortados y las estatuas de figuras de la mitología griega le aportan un aire versallesco.


Capítulo aparte merecen las numerosas fuentes  y cascadas adornadas con esculturas que pueden encontrarse a lo largo y ancho del parque: son un prodigio de la imaginación. Cuando las fuentes están activas, La Granja se transforma en un jardín encantado.

 


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Detectado un bloqueador de publicidad

Ofrecemos contenido gratuito gracias la publicidad. Por favor para continuar, desbloquea el ad blocker.

Refresh