Tipos de concreto

'
'

El concreto convencional es una mezcla de arena, cemento, agua, gravilla y aditivo. Tiene características que hacen que sea de gran uso en la construcción. Cuando está fresco tiene un determinado tiempo de manejabilidad y es cohesivo en estado endurecido.

Concreto bombeable, posee un asentamiento de diseño 4 pulgadas, característica que le brinda manejabilidad y mejores acabados. Además, es cohesivo lo que permite que sea colocado por medio de un equipo de bombeo en lugares de difícil acceso.

Concreto de baja permeabilidad, tiene un asentamiento de diseño 3 ± 1 pulgadas. El tiempo de manejabilidad en clima frio es de 2 horas y media. En clima cálido es de 1 hora y media.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl concreto de fraguado retardado, es muy utilizado en construcciones especiales. Con este tipo de concreto, se deben evitar las juntas frías, ya que se requiere mayor tiempo de manejabilidad. Es conveniente evitar altas temperaturas.

El concreto de fraguado acelerado es utilizado en construcciones que demandan acabados rápidos, como los prefabricados. Tiene menor tiempo de manejabilidad que el convencional.

El concreto lanzado es aquel que es transportado por medio de una manguera o tuberías. Se lo proyecta a gran velocidad sobre una superficie. Se utiliza en muros de contención, canales de agua, refuerzos o restauración de estructuras.

El concreto de alta resistencia soporta hasta 560 kg/cm2. Es el que mayor rendimiento tiene. Ideal para ser utilizado de forma industrial. Si ya comenzó con el proceso de fraguado, no debe utilizarse en el caso de que haya demoras en la obra. Las normas de manejo y control del concreto deben cumplirse estrictamente.

Concreto de resistencia acelerada, puede ser bombeado. Se recomienda su uso cuando se quiere finalizar la construcción de una estructura antes del plazo. Requiere un tratamiento especial.

Concreto con fibra, es la mezcla del concreto convencional con fibras de polipropileno que sirven como refuerzo interno. Es utilizado por tener un costo menor que la malla metálica.

Por último, el concreto grouting, diseñado para colocarse en elementos pequeños. Es fácil de colocar. Tiene buen acabado. Alta manejabilidad y cohesión.