Tipos y clases de maderas

'
'

La madera es una de las materias primas más importantes en la construcción o decoración. Existen muchas tipos y clases de maderas. En  cuanto a sus propiedades podemos dividirlas en dos tipos: maderas duras y maderas blandas.

Dentro de los tipos y clases de maderas, las maderas duras son aquellas que ofrecen mayor resistencia en el tiempo y son mas densas, es decir mas pesadas. Son también las más caras del mercado ya que proviene de árboles que necesitan  períodos de crecimiento prolongado. Estos árboles suelen escasear, lo cual hace que la madera sea difícil de conseguir.
Las maderas duras, como nuestra piel, tienen poros microscópicos en la superficie. El tamaño de estos poros es lo que determina el dibujo de la veta y la textura. Debido a estas características, las maderas duras se clasifican según la apertura del poro en: maderas de poros cerrados (poros pequeños), entre las cuales las más usadas son el cerezo y el arce, y maderas de poros circulares (poros más grandes) entre las cuales las más usadas son el roble, el fresno y el álamo.
Las maderas duras provienen de árboles caducifolios y suelen emplearse en muebles de alta calidad, y cuando son utilizadas en  construcciones ofrecen una imagen de robustez y distinción.

Clases de maderas duras:

Abedul
Álamo
Almendro de montaña
Árbol de Júpiter
Arce
Aroeira
Bálsamo
Boj
Bolondo
Bubinga
Caoba
Castaño
Cerezo
Charme
Cocobolo
Coralillo
Cumaru
Curupixa
Doussie
Ébano
Encina
Eucalipto
Fresno
Granadilla
Guayacan
Guayacán real
Haya
Iroko
Jatoba
Lapacho
Morado o moradillo
Nogal
Ñambar
Olivo
Olmo
Palisandro
Palo hierro
Quebracho
Roble
Sándalo
Tatajuba
Teca
Verdolago
Wengue

Otro tipo de maderas son las maderas blandas que provienen de árboles de crecimiento rápido, y se producen industrialmente. En el mercado pueden encontrarse por un costo significativamente menor al de las maderas duras.

Las maderas blandas se obtienen de árboles de hoja perenne (coníferas). Son resistentes al agua, no se quiebran cuando se les aplica presión y a la putrefacción si se les deja mojadas o a la interperie.
Todas las maderas blandas tienen poros poros pequeños que apenas se perciben en el producto acabado. Las maderas blandas se dividen en dos categorías: madera dimensional, clasificada en función de la resistencia, y paneles aparentes, que se utilizan habitualmente en proyectos de carpintería. Las distintas clases de maderas blandas están ordenadas de la clase más alta a la más baja. Las maderas blandas más usadas son el cedro, el abeto, el pino y la picea.
Entre las maderas blandas tenemos:

Álamo
Alnus glutinosa
Alnus incana
Abedul
Abeto
Aliso
Cedro
Ciprés
Picea
Pino