Art Nouveau

El surgimiento del Art Nouveau (o Nuevo Arte) fue en París entre los años 1880-1910 y luego se desplegó por toda la pujante Europa industrial. Fue el estilo de la burguesía creciente por  el avance y desarrollo industrial. El Art Noveau es uno de los estilos más destacados del siglo XIX.
No fue solo un estilo arquitectónico sino un movimiento que copó la decoración, la joyería, la vestimenta y en los espacios públicos.  Quiso hacer un corte con toda forma de arte conocida en el pasado por ejemplo el estilo isabelino o el rococó.
Mostraba alegría de vivir y transmitía el sentimiento de ese momento de progreso social y de movimiento, siempre hacia adelante.
Uno de los representantes del Art Noveau fue el arquitecto belga Víctor Horta, cuyo hote el Hotel Tassle (1893) fue una de las primeras construcciones de este movimiento. Incorporaba el hierro como material estructural y decorativo y el uso de columnas como tallos girando en espiral acuñó la expresión de Línea Horta.
En Francia, uno de los referentes fue Héctor Guimard conocido por sus entradas de hierro fundido del Metro de París (1900)
En España el Art Noveau floreció de la mano de Antoni Gaudí, quien se refería al movimiento como Modernismo. En Italia se lo conoció como Stile Liberty en honor a los grandes almacenes Liberty & Co. y en Austria como Sezessionstil (o la Secesión) porque buscaba romper con lo conocido hasta el momento.

casa-batllo-de-antoni-gaudi

La Casa Batllo de Gaudí en pleno centro de Barcelona.

Louis Comfort Tiffany, fue también un artista destacado en este estilo, sus lámparas, esculturas y emplomados son sus óbras más destacadas.
El gran pintor Tolouse Lautrec fue también un característico representante de este movimiento.
Las musas del Art Nouveau padecían del “mal du siécle”: la melancolía. Sofisticadas como las cortesanas de los cafés parisinos aparecían representadas con dramática sensualidad, posando en éxtasis con los párpados entornados y a veces con motivos demoníacos. Sus representaciones estaban cargadas de un fuerte componente sexual.
El cambio más radical que sufrió el arte arquitectónico y el decorativo con este estilo fueron las relaciones entre la estructura y el ornamento de los edificios.
Comenzaron a utilizarse formas de organismos naturales (tallos, huesos, flores, hojas y hasta animales) que se sobreponen a los elementos estructurales funcionales, pero sin valor simbólico, que hasta ese entonces habían sido empleados por la arquitectura tradicional. Por ejemplo, de la forma de los huesos humanos se sirvió el arquitecto Antonio Gaudí  en la construcción de la Casa Batlló, en cuya fachada los balcones aparecen como caravelas humanas y la columnas como articulaciones óseas, el ornamento a la vez que estructura, decora y alude. Este movimiento se caracterizó por el uso de elementos decorativos, la simetría, la exaltación de la línea siempre en movimiento que  se transforma en un fuerte elemento estructural. La forma es siempre viva, armónica y dinámica.

Hotel Tassel

Hotel Tassel en Bélgica

Las influencias del Art Nouveau fueron muchas (el gótico, el exotismo, el historicismo, el estilo oriental, el egipcio) y algunos afirman que ese nombre se tomó de una tienda de muebles abierta en París en 1890 por Samuel Bing, un ferviente partidario del arte nuevo quien llamó a su local en París,  L´Art Nouveau.
Hubo una enorme cantidad de obras que se construyeron en todo el mundo, impulsadas por el nuevo desarrollo de la técnica y la utilización de materiales como  el hierro y el hormigón asi como cristales y mayólicas y la facilidad de producir objeticos en serie de la mano de la Revolución Industrial.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Metro de Paris, diseñado por Guimard

El Metro de Paris, diseñado por Guimard

Deja un comentario