Arte clásico

arte-clasico

Pieza de arte clásico.

El arte clásico se adhiere a los principios y normas artísticas establecidas por siglos de maestros artistas pintores y escultores todos con linaje artístico que remonta hacia los nobles griegos y romanos y su interpretación y representación formal de la forma humana y el medio ambiente en el que existe.
El arte manual, es el fundamento de arte clásico y el arte clásico es aquel que celebra la condición humana y nos toca a un nivel que podemos reconocer fácilmente y resuenan las emociones humanas que apelan directamente a lo que eufemísticamente llamamos el “alma”.
El arte clásico, presenta la belleza misteriosa sin ser oscuro por lo que es apreciado por todos. El arte clásico es la vuelta a la imaginería griega y romana o simplemente en la reactivación de los estilos del pasado. El deleite por interpretar la forma humana perfecta, la divina proporción, rasgos idealizados, el súmun de la raza en su máximo esplendor. El arte clásico se basa en los principios estéticos y filosóficos establecidos por la civilización grecorromana y que también es la base de nuestra cultura moderna. Todo el arte, la literatura y la música de hoy en día son todas de un modo dependiente, extrapolaciones de, sistemas ideados y evolucionado por esta cultura hace muchos cientos de años. El Parthenon, El Arco de Constantino y la Columna de Trajano son consideradas obras del arte clásico.
Para los romanos cuando conquistaron Grecia, consideraron que el arte griego era una forma elevada de arte e intentaron replicar en el Imperio todas las formas de arte griego.
En  las bellas artes,  el término ‘antigüedad’ se refiere al pasado lejano significando el período entre 4500 a.C., los comienzos de la civilización occidental y el 450 a.C. el comienzo de la Edad Media. Las dos principales civilizaciones de la antigüedad temprana fueron aquellas de la mesopotamia y Egipto. Otras culturas incluyen aquellas ubicadas en la antigua Persia (desde el 3500 a.C.).
El término antigüedad clásica es más común todavía. Se refiere a un perído más corto de la civilización clásica (1000 a.C. y 400 de nuestra era) centrado en las culturas de la antigua Grecia y la antigua Roma.