El Partenón

El Partenón empezó a construirse  en 447 a.C. por orden de Pericles, íntegramente con mármol del monte Pentélico, y se terminó en 438 a.C.. Era la época de la Democracia de Pericles, y de un gran esplendor militar. Se construyó en la Acrópolis (centro público, religioso y estratégico). El templo Partenón fue construido en honor a la diosa Palas Atenea,  Diosa de la sabiduría y las artes y fundadora de la ciudad de Atenas.
Los arquitectos de El Partenón fueron Ictinos y Calicatres, como escultor Fidias, el mejor escultor de toda la Grecia clásica. Durante la Guerra de los Turcos, éstos mismos lo utilizaron para guardar pólvora y armamento. Debido al descuido de los mismos, hubo una explosión de pólvora, que rompió y deshizo en pedazos el techo del Partenón.


El Partenón es de estilo clásico griego y de orden dórico, períptero, octactilo y laterales de dieciséis columnas. Es de planta rectangular hecha a escala humana, tiene un estereobato alrededor del templo. Está totalmente construido en mármol. El techo era adintelado a dos aguas.
En la construcción de El Partenón predominan las líneas rectas; las columnas son dóricas: sin base y de estrías puntiagudas. Consta de dos grandes pórticos. En ellos encontramos dos tímpanos esplendorosos, de los cuáles destacaremos sus frontones, ambos policromados al igual que los frisos.
El frontón delantero representa el nacimiento de Atenea de la cabeza de Zeus, su padre. En el tímpano trasero se esculpió la disputa entre Atenea y Poseidon para conseguir el dominio de Atenas.
Tanto los frisos como los frontones, fueron esculpidos y policromados por Fidias, ésta fue una de sus mejores obras. Se destaca de entre los frisos El Friso de las Panateneas.
El interior del templo cuenta con tres departamentos: Pronao, Nao y Opistodomo. En la Nao se encuentra una monumental escultura dedicada a la diosa Atenea. Fue construida con mármol, oro, diamantes y otros metales preciosos.
Tiene la clásica proporción de 8 columnas por frente y 17 en los laterales. La cella está dividida en tres naves separadas por una doble fila de columnas superpuestas en dos pisos, formando una galería circundante en cuyo centro se colocaba la gran imagen de oro y marfil (criselefantina) de la diosa Atenea Parthenos realizada por Fidias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *