Beneficios del bambú como material de construcción

El bambú es una planta que se utiliza desde hace 6.000, siendo entre los asiáticos donde más popularizado está su uso. Como crece velozmente su uso para la construcción tiene grandes beneficios en comparación con otros materiales como la madera. A pesar de que pueden aumentar su altura un metro por día, la rigidez se logra a los tres años de maduración. Mientras que un árbol tarda al menos una década en poder ser aprovechado, en ese tiempo habremos podido cortar dos veces cañas de bambú para ser utilizadas. Esto incide en el bajo costo que implica su empleo y además en el mantenimiento de la ecología pues favorece a evitar la deforestación de los bosques que causa graves daños al planeta.
Las cañas de bambú pueden tener hasta 30 metros de largo y sus diámetros pueden oscilar entre los 45-60 centímetros. Al cortar la planta, las nuevas varas brotarán de la misma planta ya que viven alrededor de 100 años. Éstas pueden ser extraidas sin importar la época del año, basta que tengan la madurez suficiente. A las varas de bambú se les puede dar cualquier dentro de una casa dependiendo de su dimensión. Las más finas pueden ser usadas para las cañerías, mientras que las más gruesas sirven como vigas dentro de una casa. Se pueden usar para hacer las paredes externas o internas o las tejas de una vivienda, y luego ser cubiertas con yeso para darles mayor resistencia. El bambú tiene una fuerza de tensión que supera en un 20% al hierro.


En su interior se forman cámaras de aire. Estas son buenos aislantes tanto de ruidos, como del frío o del calor en las estaciones con temperaturas más extremas. Las paredes de bambú generan ambientes libres de humedad. Por otro lado la flexibilidad de las cañas hace que su utilización sea recomendada en zonas sísmicas, especialmente luego del terremoto de 1991 en Costa Rica donde sólo quedaron en pie este tipo de construcciones.
Utilizando bambú estos costos se pueden reducir un 70%. Esto se debe a que las cañas son fáciles de manipular y con simples herramientas se las puede dividir o cortar. A pesar de que se necesitan conocimientos especializados, la mano de obra calificada abunda en los países donde el cultivo de esta planta es popular.