Cáliz de Ardagh

En 1868, dos chicos estaban cavando en un campo de papas situado en el Condado de Limerick de Irlanda. Inesperadamente descubrieron una histórica obra maestra del arte irlandés: el cáliz de Ardagh. Los arqueólogos estiman que las fechas del cáliz a alrededor del siglo ocho, pero el año exacto es desconocido. La pieza de orfebrería es ampliamente reconocida como un ejemplo magistral de arte celta y el estilo irlandés insular. Aunque el cáliz es un objeto histórico, su influencia sigue siendo profunda. El cáliz estimuló el renacimiento del arte celta del siglo XIX y continúa inspirando hoy el arte Celta. Los diseños intrincados y carpintería metálica del cáliz también han influido en la joyería contemporánea irlandesa, que refleja la vibrante cultura artística y la historia de Irlanda.

caliz-de-ardagh
El cáliz de plata y adornado con oro, bronce, estaño, esmalte, latón, cristal y ámbar. Paneles decorativos compuesta de filigrana de oro y millefiori rodear el cáliz y está adornada con tradicionales celtas geométricas y símbolos del escudo de Guerrero. El cáliz es también una pieza religiosa, que se refleja en los nombres de los apóstoles que se alinean los paneles decorativos.
Joyería celta contemporánea a menudo utiliza patrones geométricos celtas tradicionales. Los patrones encontrados en el cáliz de Ardagh reflejan arte celta de La Tène, que se refiere a un patrón geométrico particularmente fluido y entrelazado que refleja las formas naturales, tales como las vides y hojas. Estos patrones se repiten en joyería celta contemporánea, rindiendo homenaje a la rica tradición artística en el cáliz de Ardagh y otras obras.

caliz-de-ardagh2
El cáliz de Ardagh una vez haya perdido, pero desde su descubrimiento, ha tenido un efecto duradero sobre el mundo del Arte Celta. El talento y la habilidad que entró él es despertado en nuevas creaciones destinados a honrar a las impresionantes obras de arte.

Deja un comentario