Castillo de Pierrefonds

Este castillo está situado en el pueblo Pierrefonds, Oise, Francia, de donde toma su nombre. Se erigió en el año 1393 por Luis de Orleans, hijo de Carlos V. Su uso original fue para la vigilancia de los duques de Borgoña, rivales de la familia Orleans. A pesar de experimentar una profunda renovación en el siglo XIX, el castillo Pierrefonds tiene características de la arquitectura de la Edad Media.

El castillo está edificado sobre las ruinas de un castillo que yacía en el lugar desde el siglo XII. Dos años después a manos de Luis de Orleans se reconstruyó por el arquitecto Jean Le Noir.

Castillo de Pierrefonds

A pesar de contar en la actualidad con un edificio renovado. En el año 1617 tras un intento de ser tomado por las tropas de Richelieu, Luis XIII, actual dueño del castillo ordenó su demolición. La fuerte consistencia de sus muros dificultó el derribo completo.

Durante más de dos siglos el castillo de Pierefonds ha permanecido en ruinas hasta que Napoleón I lo adquirió en el año 1810. En el año 1857, su sobrino Napoleón III pidió al arquitecto Viollet-Le-Duc que se encargase de su restauración, quién reconstruyó una residencia imperial, reinventando el castillo con arquitectura neogótico en vez de reconstruirlo con su diseño original.

Castillo de Pierrefonds2

El arquitecto Le-Duc diseño un castillo residencia con una creación personal y original, y podemos encontrar una capilla reconstruida por completo. La torre más importante denominada del homenaje fue construida a partir del siglo XIV y levantada de nuevo en el año 1858 con un estilo medieval.

La sala más imponente y con una impresionante arquitectura del castillo de Piefrefonds pertenece a las habitaciones Preuses. Tiene unas medidas de 52 metros de largo y 9.5 metro de ancho, con una altura de 12 metros. La bóveda de cañón que vemos en el interior se ilumina por 22 ventanas. Su decoración trata de columnas, estatuas e incluso una chimenea monumental.

La planta del castillo de Pierrefonds es de 110 metros de largo hasta 90 metros de ancho. En cada esquina se levanta una torre, y otra en mitad de cada muralla. En total son 8 torres  semicilíndricas las que se halla en el castillo. Las torres  se construyeron a partir de las viejas piedras de las ruinas. Tienen un diámetro 10 a 16 metros y un grosor de hasta 4.5 metros.

En el espacio central, se encuentra el patio con una galería adornada con bóvedas y capitales de estilo renacentista.

El exterior del castillo de Pierrefonds fue respetado por Viollet le Duc, realizando pequeños cambios.

Deja un comentario