Castillo Manzanares el Real

'
'

El Castillo Manzanares el Real en Madrid, está construido sobre una ermita románico-mudéjar de la que se conservan sus restos en el interior y que hoy se mantiene erguida. La ermita era la iglesia parroquial del poblado segoviano del siglo XV.
Es una de las pocas construcciones medievales de la provincia de Madrid, a diferencia de otras provincias españolas.
El castillo tiene grandes ventanales de arcos de medio punto y consta de un patio rectangular y dos galerías sobre columnas octogonales. Fue construido en 1475. Los alrededores de la edificación son terrenos fértiles por las abundantes lluvias.
Tiene cuatro torres en sus vértices, adornadas con unas bolas del más puro estilo isabelino. El edificio tiene
planta cuadrada. Con torres redondas en las esquinas y una torre del homenaje de forma poligonal. El castillo consta de un patio, un sótano y seis plantas.
En el primer piso tiene una galería gótica, considerada una de las más bellas. Está rodeado por una barbacana cuyas saeteras llevan esculpidas la cruz del Santo Sepulcro de Jerusalén.