Diseño industrial

El diseño industrial es la disciplina que permite la producción, distribución, comercialización y uso de objetos, resolviendo problemas funcionales. A tavés del diseño industrial se diseñan, construyen y gestionan distintas áreas del diseño desarrollando desde el packaging de diferentes productos hasta contenedores, calzado deportivo como también en el campo del interiorismo, revestimientos, mobiliarios y elementos de decoración. Estos factores son la función, la forma, la sustentabilidad y la rentabilidad. En el resultado del proceso de diseño intervienen factores sociales, culturales, económicos, ecológicos y técnicos, ya que estos son tomados en cuenta como posibles condicionantes y a la vez como posibilitantes del futuro objeto. El diseñador industrial lleva adelante el diseño de productos para uso personal, doméstico, industrial y comercial. También diseña:

  • Accesorios arquitecturales (luminarias, cerramientos, herrajes, etc.)
  • Vehículos particulares, comerciales y recreativos
  • Equipamiento institucional
  • Material deportivo, para el turismo y recreaciónsilla moderna

Uno de los pioneros del Diseño Industrial  fue la Escuela de la Bauhaus en Alemania, quienes en 1919 plantearon la fusión de la belleza y tradición de los oficios con las nuevas tecnologías industriales promoviendo la búsqueda de la producción de objetos que satisficieran las necesidades humanas.

Como regla general, un diseño industrial puede consistir en:

–          Características tridimensionales, como la forma del producto (llamado modelo industrial)

–          Características bidimensionales, como los adornos, figuras, líneas o colores del producto (denominado dibujo industrial); o

–          Una combinación de ambas características

Las etapas del Diseño siguen una metodología objetiva y en este sentido el Diseño se aleja del arte para acercarse a la ciencia. Esto es así porque los objetos del Diseño, a diferencia de los del arte, tienen una función práctica,  dan respuesta a una necesidad y surgen de un proceso analítico. Además de esto, el Diseño tiene una gran cuota de creatividad, inventiva y sobre todo innovación técnica.

Actividades del proceso de diseño industrial:

–          Investigación de las necesidades y demandas del mercado.

–          Especificaciones de diseño del producto: esto comprende elementos relacionados con el entorno (temperatura, humedad, nivel acústico, presión, vibración), la seguridad, la legalidad, los materiales, la ergonomía, la estética, la vida útil, el costo, el tamaño, el transporte, la calidad, el embalaje, etc.

–          Generación de ideas: tiene que ver con la parte creativa del proceso de diseño. Estas ideas deberán dar respuesta a la necesidad planteada en un primer momento.

–          Filtrado de ideas: no todas las ideas que surjan serán viables. Por eso en esta etapa se seleccionan las que son viables desde el punto de vista de las especificaciones del diseño.

–          Definición de las alternativas: a las opciones que queden luego del filtrado de ideas se las evaluará de acuerdo a su costo, fiabilidad, reciclabilidad, etc.

–          Evaluación y selección de la solución.

–          Diseño técnico

–          Fabricación del prototipo.

Numerosos profesionales de la arquitectura realizan también trabajos de diseño industrial realizando diseño de interiores, mobiliario y utensilios.  Otro campo específicamente arquitectónico al interior del diseño industrial es el de la innovación tecnológica de los elementos de construcción prefabricados.