El Coliseo romano

Construido entre los años 70 y 72 el Coliseo llegó a tener 50.000 personas sentadas. Es el anfiteatro más grande de la Antigüedad. Es considerado una maravilla de la arquitectura y la ingeniería y permanece de pie como una prueba de la grandiosidad de la antigua Roma.
Pasado el esplendor de los tiempos imperiales, el Coliseo fue abandonado y se convirtió en una fortaleza de los clanes medievales de la ciudad y una fuente de materiales para la construcción. Hoy es un desafío para arqueólogos y un lugar para eventos y shows.

Arquitectura

El Coliseo tiene una forma casi elíptica con un largo eje orientado OSO-ESE que mide 188 m y el más corto 156 m. El edificio se posa en una base de 2  peldaños: sobre este hay 3 pisos de arcadas construidas en piedra travertino y un cuarto con ventanas. Tiene 80 arcadas en cada piso, divididos por pilares con una media columna.
Las cuatro arcadas sobre los ejes del edificio eran las entradas principales y probablemente estaban decoradas con un pequeño porche y una estatua. Los otros 76 arcos estaban numerados para un mejor acceso a los asientos. Solo 31 arcos del anillo exterior de XXIII a LIV, permanecen intactos.
La planta baja tiene columnas estilo dórico aquellas de la segunda planta son jónicas y las del piso superior corintias. El ático está dividido  en paneles por columas corintias con una ventana rectangular en cada segundo panel.
Los autores antiguos mencionaron que una serie de escudos de bronce (clipea) se fijó en todo el ático, en los paneles, sin ventanas.
Los arcos tienen 4.20 m. de ancho y 7.05 m de alto en la planta baja, mientras que en los pisos superiores solo tienen 6.45 m de alto. Incluyendo las cornisas entre los pisos y el ático la altura en general del edificio es de 48,5 m.
La arena donde se desarrollaban los espectáculos mide 76×44 metros y tiene un piso hecho de placas de madera cubierto con arena amarilla de la colina del Monte Mario.
Una parte del suelo de la arena fue reconstruida por una empresa arqueológica responsable de la mantención del edificio en conaboración con el Instituto Germano Arqueológico.
Cerca de 100.000 metros cúbicos de piedra travertino se usaron (solo 45.000 para el muro exterior) de una cantera cerca de Tibur (hoy Tivoli). Se construyó un camino desde las canteras hasta Roma para este fin.

Deja un comentario