El muro de Adriano

Se construyó entre los años 122 y 132 por orden del emperador Adriano y corre unos 117 kilómetros desde el golfo de Solway hacia el estuario de Tyne, de oeste a este. Tiene un ancho de 2,4 metros y una altura de 3,6 a 4,8 metros y desde el momento de su finalización contaba con 14 fuertes y 80 fortines militares cuya función era defensiva. En su origen tenía unos 800 mil ladrillos.
El Vallum Hadriani fue construido por los soldados romanos con el objetivo de servir de contención para evitar las oleadas de invasiones de los pictos, una de las tribus autóctonas de la región.
Durante los siguientes seis años, legionarios y soldados profesionales construyeron un muro de 80 millas de largo lo que equivale a 117 km o 73 millas actuales, desde Wallsend-on-Tyne hasta Bowness-on-Solway (de este a oeste).El muro fue una pieza sofisticada de ingeniería. La muralla está construida en piedra básicamente.
Durante la construcción del muro se aumentó el control del área mediante la creación de fuertes situados a lo largo del mismo. Además estos fuertes permitieron albergar tropas auxiliares venidas de otros lugares del Imperio como Bélgica, Alemania y la ex-Yugoslavia.

El muro de Adriano

Deja un comentario