Torre del Almirantazgo – San Petersburgo

Uno de los edificios más emblemáticos de la gran arquitectura rusa, es la Torre del Almirantazgo de San Petersburgo, considerada uno de los grandes centros arquitectónicos de esta enorme ciudad.
Esta torre fue diseñada originalmente con una forma arquitectónica similar a una letra griega y su patio se rodeó con canales y fosos. Su edificación moderna, erigida entre los años 1806 a 1823 se desarrolló exclusivamente en piedra, de acuerdo a los ideales de reconstrucción diseñados por Zakharov. La fachada de la Torre de Almirantazgo del San Petersburgo de 400 metros de largo posee en su centro una imponente torre que alcanza los 72 metros de alto, la cual es muy famosa en toda Rusia y gran parte del mundo. La construcción separa a la Torre del Almirantazgo en dos alas, dentro de las cuales se hallan departamentos de industria naval y de índole administrativo.

torre-almirantago
Esta torre, presenta unas enormes dimensiones que la hacen imponente, pues si bien su fachada central mide 406 metros de longitud, sus fachadas laterales, presentan un largo superior a los 160 metros.
En su construcción, su arquitecto logra dividir su extensa fachada en tres partes iguales. En el corazón de ésta, se encuentra la imponente torre de más de 70 metros de altura, la cual se erige sobre un cubo macizo. En ambas divisiones laterales, se encuentra una gran adornación en sus pórticos, en el cual sus laterales presentan 6 de estos y el del centro cuenta con 12 columnas. Entre los pórticos y las paredes lisas y de gran extensión solo se encuentran algunas ventanas, lo cual causa una gran solemnidad fusionando de manera perfecta elementos simples con gran armonía y decoro.
Por encima del cubo macizo que se ubica en el centro de la Torre del Almirantazgo, se erige otro, el cual es casi la mitad en tamaño que el primero, cercado por 28 columnas de estilo jónico. La altura de esta torre (incluyendo su aguja) es de casi 73 metros, el cual le proporciona a esta torre una gran imponencia arquitectónica.

Deja un comentario