Mosaicos cristianos

En los mosaicos cristianos de la era paleocristiana que adornaron basílicas y baptisterios se siguió  la técncia romana, usando al exornar muros, teselas de vidrio coloreado y a veces dorado en su superficie visible. Las figuras de recuerdo romano son erectas y de calculada simetría. Los temas pronto adquieren marcado simbolismo auténticamente cristiano: se refieren a Cristo en majestad, a la Virgen, a los Apóstoles, al Tetramorfos apocalíptico, a la grey cristiana flanqueando al Pastor. La parte alta del fondo de los ábsides basilicales (porción del templo donde suele ser más rico el exorno en mosaico) y resplandece en azul y las figuras representan alzarse sobre prados floridos.

La ciudad de Ravenna fue un asentamiento del Imperio Romano en el siglo V y posteriormente también lo fue del Bizantino hasta el siglo VIII. Por eso conserva una serie de mosaicos cristianos y monumentos que forman una colección de arte única.

Deja un comentario