Palacios reales de España

Palacio Real Mayor de Barcelona: el que está en la Plaza del Rey, gótico todo él, de los siglos XIII-XIV, y ocupado por el Museu d’Història de la Ciutat y el Museu Marès. Tiene un salón espectacular (el Tinell) y una capilla palatina bellísima (Santa Águeda). El mirador (Torre del Rei Martí) i el Palau del Lloctinent (del virrey, sede del Archivo de la Corona de Aragón) son del XVI y forman parte del palacio. Nos olvidamos de él, pero fue la residencia oficial de los condes de Barcelona y los reyes de la Corona de Aragón hasta la unión con Castilla.

Palacio Real Mayor de Barcelona
– El Palacio Real Menor, también en Barcelona, fue demolido en el siglo XIX: sólo queda la capilla, actual iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, de los siglos XV y XVI: una bella iglesia desconocida (con fachada horrorosa, eso sí).
– El Palacio Real que desde el siglo XVII se instaló en la Halla dels Draps, y que fue la residencia real hasta el XIX se quemó entonces y no queda ni una piedra.
Palacio Real de Pedralbes, en Barcelona, ya del siglo XX. Se construyó, sobre una finca rural, en los años veinte del siglo pasado, para que Alfonso XIII tuviera una residencia digna en Barcelona. Es modesto, con algún rincón interesante. Provisionalmente, está instalado el Museo de Artes Decorativas. Lo mejor, los jardines, de Nicolau Rubió i Tudurí, y con una fuente proyectada por un Gaudí joven. Lo usó Franco como residencia oficial, por lo cual no ha sido nunca utilizado por los actuales reyes.

palacio real de pedralbes
Palacete Albéniz, en Barcelona, ya se ha citado. Es un edificio de los años veinte, también, que han utilizado los actuales reyes en sus estancias en la ciudad. Los jardines, bellísimos. Está situado en Montjuïc y es de propiedad municipal: el ayuntamiento lo usa para recepciones y actos públicos.

Palacio Real del Monasterio de Poblet (Vimbodí, Tarragona): anexo al monasterio, edificado en el siglos XIV (las obras se interrumpieron en 1406). Bellísimo edificio, que no llegó nunca a ser habitado por los reyes, que lo habían proyectado para residir en él durante sus visitas.

Palacio Real del Monasterio de Poblet

– Palacio Real del Monasterio de Santes Creus (Aiguamúrcia, Tarragona): como el anterior, pero edificado en los siglos XIII-XIV. Después de utilizarse como residencia real fue palacio abacial. Tiene un patio gótico precioso, y unas ventanas de primera; salas, torre… es un palacio completo, pero integrado en un conjunto monástico.

santes-creus2

– El Palacio Real de Vilafranca del Penedès, sede del Museu del Vi (del Vino, del Penedès, claro). Es otro palacio gótico, de los siglos XIII y XIV, con un patio con arquerías y escalera, una capilla gótica, una fachada interesante… Era la residencia de los reyes de la corona en esta ciudad.

– La Suda (Suda) de Lleida y la de Tortosa. Eran las alcazabas musulmanas, residencias de los soberanos y, después de la conquista por los condes de Barcelona, pasaron a ser residencias de estos en sus estancias en ambas ciudades. Los restos de la primera, restaurados, pueden visitarse (hay una sala gótica destacable); en la de Tortosa, preciosa, hay un parador de turismo.

– El Palacio de la Almudaina, en Mallorca, era la residencia de estos reyes en Mallorca, y de los reyes privativos del reino. Ya ha salido, pero continúa manteniendo (aunque sólo sea para ocasiones excepcionales), esta función. Como palacio gótico, también muy interesante.

– Palau del Lloctinent, de Antoni Carbonell, 1549, residencia del virrey

Palau del Lloctinent
El Castillo de Bellver, de hecho, era el palacio real extramuros.
– El de Marivent y el de la Zarzuela son, de hecho, los actuales palacios reales. Palacetes, pero, de hecho, las residencias oficiales “de diario”.
– Del Palacio Real de Valencia, también medieval, no queda nada: derribado hace 200 años, se mantiene el solar: es donde están los Jardines del Real o de Viveros.
– El Palacio de los Reyes de Aragón, en Huesca. Queda una gran torre con dos salas con soberbias bóvedas románicas. Una de ellas es llamada Sala de la Campana, por aquello de la Campana de Huesca.
– El Palacio de la Aljafería, en Zaragoza. Real desde la taifa de Zaragoza a los Reyes Católicos y etc. Y un gran edificio.
– El Palacio de Miramar, en San Sebastián, frente a la Concha, encargado por la Reina María Cristina a finales del XIX. Hoy es de propiedad municipal.
– El Palacio Real de Olite, que por muy fortificado que esté, era un palacio real con todas las de la ley, preciosa residencia de los reyes de Navarra.
– El Palacio de los Reyes de Navarra, en Pamplona, con restos desde el románico al siglo pasado, actual Archivo Real y General de Navarra.
– El bellísimo Palacio de los Reyes de Navarra en Estella, estilo románico del siglo XII. Luego pasó a una familia noble y hoy aloja un museo de arte.
Palacio Real de Vilafranca del Penedès
Santa María del Naranco, en Oviedo, se construyó como Aula Regia del palacio de los reyes asturianos, y San Miguel de Lillo, como iglesia palatina. Con el tiempo devino una iglesia, pero es un ejemplo único de palacio real cristiano del siglo IX.
Del Palacio de Valsaín, en Segovia, quedan ruinas, pero era uno de los reales sitios, que decayó con la construcción de El Escorial.
– Los restos del Palacio de Alfonso XI en Tordesillas, que, donado por Pedro I a una comunidad religiosa, se convirtió en el actual Monasterio de Santa Clara.
– El Alcázar de los Reyes Cristianos, en Córdoba.
– La Alhambra y el Generalife, además del Palacio de Carlos V, que ya han salido en foto.
– Las alcazabas de Málaga y Almería eran, como la Alhambra, residencias de los reyes locales.
– Medina Azahara: palacio como pocos, aun en ruinas.
– El Alcázar del Rey Don Pedro, en Carmona (Sevilla) era uno de sus palacios predilectos. Queda poca cosa, al lado del actual parador.
– El Alcázar de Toledo fue ampliado para ser utilizado como residencia real por Carlos I.
– El Alcázar de Segovia fue residencia habitual de los reyes de Castilla durante el siglo XV.
– El Alcázar Real de Guadalajara data de tiempos árabes y fue utilizado por los reyes castellanos durante la Edad Media. Desde el XVI tuvo otros usos y la historia se cebó con él. Hoy se ve, sobre todo, por sus murallas y torres, pero las excavaciones en marcha pueden dar sorpresas.
– Del Alcázar de Madrid queda poca cosa y del Palacio del Buen Retiro, lo mismo: aún de éste se conservan el Salón de Reinos (Casón del Buen Retiro) y el edificio donde estaba el Museo del Ejército, aparte de algún resto menor.
Palacio Real de Madrid
Palacio Real de La Granja de San Ildefonso
Palacio Real de Aranjuez
Real sitio de San Lorenzo del Escorial
Palacio Real de El Pardo
Palacio Real de La Almudaina
Palacio Real de Riofrío
Reales Alcázares de Sevilla
Palacete Albéniz
Palacio real de valladolid