Arquitectura romana

La arquitectura romana era funcional, ornamentada en forma colosal y fue construida entre el año 146 AC hasta el 365 DC. Tuvo importantes influencias etruscas y sobetodo griegas aunque los romanos le agregaron detalles que mejorarían su funcionalidad. La historia de la arquitectura romana está dividida en 2 eras distintivas. La primera es la Republica romana donde los orígenes de la arquitectura se remontaban a los etruscos, que migraron de Asia menor a Italia en el siglo XII a.C. Los etruscos emularon las tradiciones griegas y fenicias construyendo grandes templos en honor a sus dioses.

Acueducto de Segovia, una de las joyas de la arquitectura romana en España.

Acueducto de Segovia, una de las joyas de la arquitectura romana en España.

La segunda Era comenzó en el 27 a.C. y es el período del Imperio romano. El imperio romano abarcó miles de kilómetros a través de Europa, Norte de África y parte de Medio oriente. Las culturas conquistadas fueron muy variadas y la construcción a veces integró elementos de una variedad de regiones y estilos.
En la antigua Roma se construyó la primera vía (Vía Apia) y el primer acueducto (Aqua Appia), año 312 a. C.
Entre ellos podemos encontrar: 
Edificios para el entretenimiento
: anfiteatros, teatros, circos.
Monumentos conmemorativos: columnas, arcos triunfales, arcos.
Obras de ingeniería: Termas (baños públicos con calefacción). Basílicas: edificios con múltiples funciones como bolsa de comercio, salas de tribunales, etc. construidas hacia el siglo IV. Puentes: Importantes en la red de comunicaciones tanto terrestre como marítima. Acueductos: Proveían de agua a las ciudades y zonas agrícolas.  Edificios religiosos. Templos: Adaptaron el modelo griego y el etrusco. Edificios funerarios. Para los grandes emperadores construían grandes mausoleos circulares.
Arquitectura doméstica: La vivienda familiar, la villa, el palacio.
Arquitectura civil: Edificios públicos: Basílicas, termas, mercados, foros, ciudadelas.
Obras públicas de ingeniería: Puentes, acueductos, calzadas, pantanos, murallas, faros

Influencia de estilos arquitectónicos griegos
Los romanos adoptaron las columnas y el estilo adintelado de los griegos. También desarrollaron el arco, volutas,  y la cúpula de los etruscos. Esto combiando al uso de columnas, vigas, y el arco es un sello del  estilo romano en sus primeras etapas. El Coliseo romano, a lo largo de toda su estrcutura despliega estas dos características en combinación; los espacios se enfrentan unidos sostienen arcos de medio columnas, que a su vez llevan el entablamento.
Por lo tanto los estilos de la arquitectura que, como el usado por los griegos, eran esencialmente constructivo fueron frecuentemente  utilizados por los romanos como elementos decorativos aunque los romanos  también los usaban de manera constructiva en las columnatas del templo y basílicas.

Los órdenes
De los órdenes griegos el preferido por los romanos es el corintio por su riqueza ornamental.
El dórico, el jónico y el corintio son estilos de arquitectura usados por los griegos y los romanos agregaron el estilo tocano y el compuesto, haciendo 5 en total. El estilo toscano, es una versión simplificada del orden dórico que podemos ver en El Coliseo y en la arquitectura renacentista en Sain Paul, Covent Garden en Londres.
El orden compuesto tiene un capitel que es una combinación de los capiteles corintios y jónicos y fue usado ampliamente en arcos de triunfo para darle un carácter ornamental. Vitrivius la autoridad romana en arquitectura en tiempso de Augusto dio las proporciones del toscano, dórico, corintio, jónico pero no mencionó el orden compuesto. Las proporciones fueron estudiadas en el renacimiento por arquitectos famosos como Palladio, Vignola y William Chambers.
Entre los sistemas constructivos de los romanos, encontramos 2 que se detacan: el abovedado y el adintelado o arquitrabado. El abovedado fue heredado de los etruscos. La adopción del hormigón y el método de uso de cerramiento de amplios espacios mediante bóvedas.
Los templos romanos fueron casi siempre edificios griegos de una sola planta, pero la compleja civilización y las necesidades variadas de los romanos introdujeron otros tipos y necesitaron el uso de varios pisos que a menudo eran ornamentados como el coliseo por medias columnas pegadas superpuestas una debajo de la otra.
Las termas, los templos, anfiteatros, acueductos, puentes, tumbas y basílicas todas son testigos la gran habilidad de los romanos para construir edificios majestuosos acorde a la grandeza del poder imperial.

Construcciones más importantes

El Coliseo romano
Teatro romano de Mérida
La Biblioteca de Celsio
La Puerta Negra
Arco de Séptimo Severo
Teatro de Marcello
Termas de Caracalla
Basílica de Constantino. Sirvió como fuente de inspiración a los arquitectos del renacimiento en el siglo XVI.

Deja un comentario