La Sagrada Familia

La Sagrada Familia es una obra imponente que retrata la visión religiosa de Antoni Gaudí, el naturalismo.  A la Sagrada Familia, Gaudí, le dedicó 43 años de su vida; comenzó a construirla a sus 36 años.
Inspirada en las catedrales medievales, se trata de una edificación neogótica de 12.800 m², con tres puertas que dan acceso a cada una de las naves del crucero. Actualmente hay construidas ocho de las 18 torres que en su día se proyectaron y, en 1926, tras la muerte de Gaudí, sólo una se había levantado: la torre de san Bernabé. Reconocida como Patrimonio de la Humanidad en el año 2005, esta obra en forma de catedral con mosaicos multicolores es el único gran templo de todo el mundo que actualmente sigue en construcción.


Al hacerse cargo de la Sagrada Familia, Gaudí se ve condicionado por diversas circunstancias: el emplazamiento y la disposición de la Nueva Catedral de Barcelona, la pequeña parte ya comenzada de las obras, y más importante, los fundadores y su junta constructora, a quienes se halla sometido.
La Sagrada Familia es pues la obra magna del arquitecto, pero no la más densa creación persona de Gaudí. El mismo, refiriéndose al modo de conducir las obra, aclaró en una ocasión que no todo se debía a su voluntad ni, menos, a su capricho, sino a unas circunstancias que él no imponía y ante las cuales se debía doblegar.
La realidad actual del templo presenta dos de las tres fachadas con que habrá de contar. La fachada del Nacimiento quedó terminada, con las cuatro torres que la coronan, ya en vida de Gaudí. La de la Pasión ha sido acabada últimamente. Orientada al sur (lado de mar) deberá alzarse la fachada de la Gloria, mayor que las otras dos. El conjunto de las doce torres (cuatro decada fachada) simbolizará los doce apóstoles. Otras cuatro torres, mayores que las anteriores, representarán los cuatro Evangelistas alrededor de la gran aguja central, símbolo del Salvador. Sobre el ábside se levantará una cúpula elevada en representación de la Virgen.
La Sagrada Familia, la obra permanente y la más ambiciosa de Gaudí presenta toda la diversidad de soluciones y recursos que Gaudí fue adoptando a lo largo de su profesión y de su vida. En este sentido es muy notable el contraste que ofrecen las fachadas exteriores e interiores. Si bien la configuración general de estos inmensos muros articulados parte de la concepción neogótica (en parte condicionada por la voluntad de la junta del templo) el derecho y el revés de la fachada del Nacimiento ofrecen dos visiones totalmente distintas: la cara exterior, una gran profusión, casi barroca, de elementos estatuarios, vegetales y orgánicos; la interior un tratamiento interpretativo que se complace en la geometría y el juego de los volúmenes, algo que permitiría hablar de un neogótico constructivista, experiencia no extraña en Gaudí pero totalmente desusada y nueva.
Entre 1887 y 1906, es decir, en nueve años Gaudí proyecta y realiza el Palacio episcopal de Astorga, la casa de Botines de León y las casas Figueres de Balleguard, Calvet y Batló en Barcelona. Los encargos son pues numerosos y de una importancia cierta y, cuando nada se opone se terminan en tiempos muy razonables. El gran colegio de las Teresinas quedó listo en sólo dos años.

1 comment for “La Sagrada Familia

  1. francisco javier medina velasco
    11/06/2017 at 1:07 AM

    hermoso e impresionante ademas de inigualable

Deja un comentario