Techos verdes

techos-verdes

El edificio municipal de Chicago. El techo verde refrigera el edificio y minimiza el escurrimiento del agua.

Una vista aérea de la mayoría de las áreas urbanas muestra franjas de asfalto, alquitrán negro y tejados de grava. El calor se irradia fuera de los techos oscuros, y el agua se precipita sobre las superficies duras e impermeables. Sin embargo, hay una nueva tendencia que rompe con la monotonía de los techos comunes: los tejados verdes. Durante mucho tiempo fueron populares en Europa. Los techos verdes han comenzado a atraer a los propietarios de viviendas, empresas e incluso ciudades como una forma atractiva para promover el ecologismo, mientras que se han transformado en una solución de los problemas de los techos convencionales. Los techos verdes complementan la vegetación tradicional sin interrumpir la infraestructura urbana – toman un espacio abandonado y lo convierten en un espacio útil.
Los techos verdes duran más que los techos convencionales, reducen los costos de energía con aislamiento natural, crean retiros pacíficos para personas y animales, y absorben el agua de lluvia, lo que podría disminuir la necesidad de sistemas de drenaje complejos y costosos. En una escala más amplia, los techos verdes mejoran la calidad del aire y ayudan a reducir el efecto isla de calor urbano; una condición por la cual la ciudad y las áreas suburbanas absorben y retienen el calor en lugar de liberarlo. Además de fomentar la liberación de oxígeno puro a través de las plantas.
Los techos verdes proporcionan sombra y eliminan el calor del aire a través de la evapotranspiración, lo que reduce las temperaturas de la superficie del techo y el aire circundante. En los días calurosos de verano, la temperatura de la superficie de un techo verde puede ser más fría que la temperatura del aire, mientras que la superficie de un tejado convencional puede ser de hasta 50 grados centígrados.
Los techos verdes pueden instalarse en una amplia gama de edificios, desde instalaciones industriales a las residencias privadas. Pueden ser tan simple como un recubrimiento de 2 pulgadas de cubierta vegetal resistente o tan complejo como un parque totalmente accesible con árboles. Los techos verdes se están convirtiendo en espacios muy populares en los Estados Unidos, con aproximadamente 8,5 millones de pies cuadrados instalados o en curso desde junio de 2008.

Deja un comentario